Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La Audiencia de Palma condena a cinco años de prisión a Massot y a un año y nueve meses a Carlos Hidalgo

Absuelve a Eugenio Hidalgo aunque le inhabilita para cargo público durante siete años, resolución que recurrirá su abogado

Actualizada Miércoles, 19 de noviembre de 2008 - 18:32 h.
  • AGENCIAS. Palma de Mallorca

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca ha emitido hoy la sentencia correspondiente a la pieza 32 del caso Andratx, en la que condena al ex jefe de Urbanismo del municipio mallorquín, Jaume Massot, a cinco años de prisión por los delitos de prevaricación y falsedad en documento oficial, así como a un año y nueve meses de cárcel para Carlos Hidalgo, hermano del ex alcalde 'andritxol', Eugenio Hidalgo, por los mismos delitos.

No obstante, el órgano judicial ha absuelto al ex primer edil de los delitos de falsedad documental y prevaricación urbanística por los que se le acusaba, pese a que le condena a siete años de inhabilitación para cargo público por un delito de prevaricación de funcionario. La pieza por la que se celebró el segundo juicio del caso es la referida a la construcción ilegal del restaurante de Carlos Hidalgo en un Área Natural de Especial Interés (ANEI) de Andratx.

En concreto, sobre Massot recaen cuatro años de prisión y una multa de diez meses, a razón de una cuota diaria de 40 euros, además de la inhabilitación especial para cargo público por tres años por falsedad, además de otros ocho años de inhabilitación por prevaricación urbanística.

Mientras tanto, Carlos Hidalgo se enfrenta a un año y seis meses de cárcel por falsedad en documento oficial, una multa de tres meses (cuota diaria de 20 euros), e inhabilitación especial para todo empleo o cargo público por un año. Al mismo tiempo, se le condena a tres meses de prisión, a sustituir por 180 días de multa (20 euros diarios) e inhabilitación por tres años y seis meses por prevaricación urbanística. Al acusado se le ha absuelto del delito contra la ordenación del territorio.

La resolución impone asimismo a Massot y Juan Carlos Hidalgo las 2/8 partes de las costas y a Eugenio Hidalgo una octava parte, incluyendo las de la acusación particular ejercida por el Ayuntamiento de Andratx y declarando de oficio las 5/8 partes restantes.

De este modo, la sentencia recoge penas inferiores a las peticiones formuladas por la Fiscalía, que había reclamado siete años de prisión sobre Massot (seis por delito de falsedad y dos por prevaricación), cinco y medio para Carlos Hidalgo (tres por falsedad, seis meses por prevaricación y dos por el delito contra la ordenación del territorio) y siete sobre Eugenio Hidalgo (cinco por falsedad y dos por prevaricación).

En declaraciones a Europa Press, Rafael Perera, abogado de Eugenio Hidalgo, ya ha anunciado que presentará un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra los siete años de inhabilitación interpuestos a su cliente, por considerar que se trata de una medida "rebuscada" y, por tanto, "hay que actuar por principios".

Según aseveró, la sentencia no ha supuesto "una sorpresa" ya que Eugenio Hidalgo "no cometió" ninguno de los delitos de falsedad y prevaricación, "lo que quedó demostrado en el juicio", en el que Perera había pedido la absolución. No obstante, puntualizó que "no hay que buscar cinco pies al gato" con la condena de siete años de inhabilitación que, señaló, se debe a que la Audiencia vio evidente durante la vista que Eugenio instruyó un expediente sancionador contra su hermano y ordenó la demolición de las obras ilegales.

En este sentido, manifestó que es cierto que se derrumbaron, constituyendo la única demolición que ha sido reclamada por el Ayuntamiento de Andratx, y justificó que lo hizo para evitar que el Consell de Mallorca interviniese en el caso. "Si el Consistorio no sancionaba, la multa que podría ser interpuesta por el Consell iba a ser superior", explicó el abogado.

La Audiencia, en el documento emitido hoy, considera probado que Carlos Hidalgo adquirió el 29-7-1999 y por un precio de 14 millones de pesetas la finca que comprendía la parcela 180 del polígono 12 de Andratx que contenía una vivienda anterior a 1950 de planta baja y piso. La zona está clasificada -en virtud de la Ley de Espacios Naturales de las Islas Baleares de 1991 y aparece grafiada en los planes que incorpora dicha norma-, como Suelo Rústico Protegido con la categoría de ANEI.

Así, dado el nivel de protección legal vigente y su superficie, era imposible autorizar legalmente, la construcción, ampliación o las obras tendentes a posibilitar el cambio de uso de vivienda para la actividad de restaurante. No obstante, pese a la imposibilidad legal, el acusado decidió proceder a efectuar las obras, construcciones y reformas necesarias para cambiar el uso, al tiempo que sobre las parcelas colindantes, con idéntico nivel legal de protección, que también adquirió Hidalgo, transformó una zona húmeda mediante el vertido de grava y tierra en parking, jardín y terrazas, procediendo al cierre del parking.

CONSCIENTE DE LA CALIFICACIÓN DE SUELO RÚSTICO

También afirma que a Hidalgo le constaba fehacientemente la calificación de suelo rústico y su categoría de protegido como zona ANEI, de lo que ya se había certificado documentalmente a través de Massot en noviembre de 1998, casi un año antes de adquirir la parcela. Esta categoría le permitió hacerse con el terreno a un precio inferior al que tendría como urbano.

En su afán por ejecutar las obras ilegales que proyectaba, Hidalgo contrató los servicios del arquitecto Francisco Muñoz -fallecido en el año 2006-, que era amigo y colaborador de Massot en la entidad Territorio Asesores SL. El ex jefe de Urbanismo fue convencido así para que realizase cuantos actos administrativos fueran necesarios o convenientes, aunque fuesen ilegales, para obtener dicho fin. Por su parte, Eugenio Hidalgo, entonces concejal delegado de Urbanismo, tenía pleno conocimiento de lo que pretendía su hermano, así como de la calificación urbanística de la finca debido a su condición primero de concejal y luego de alcalde.

Según la resolución, en virtud del acuerdo existente entre Juan Carlos y Massot, este último, a petición de aquél, emitió varias certificaciones en las que modificando conscientemente su criterio expresado en anteriores certificaciones, participaba un cambio en la clasificación del suelo, con la consiguiente modificación de sus parámetros edificatorios y uso permitido de las parcelas propiedad de Hidalgo. En este sentido, al emitir las anteriores certificaciones, Massot era consciente y plenamente conocedor de que los terrenos no eran urbanos y que certificaba algo que no era cierto.

Cabe destacar que en la actualidad, según se certifica por el ayuntamiento de Andratx, estos terrenos son rústicos protegidos como zona ANEI en congruencia con las normas subsidiarias vigentes y con la totalidad de proyectos desde 1997, así como con la situación fáctica y estado físico de las parcelas propiedad de Juan Carlos Hidalgo.

Ya en fecha 2-11-01, Juan Carlos Hidalgo formuló la solicitud de licencia 184/01 para reforma, ampliación y demolición de edificio destinado a restaurante y ello con intención de paralizar los expedientes sancionadores que se habían producido y legalizar la totalidad de obras y usos realizados. El mencionado expediente comenzó su tramitación y se mantuvo como medio de evitar las consecuencias de las denuncias registradas.

Asimismo, la tramitación del expediente 184/01 evitaba que la administración ordenara que se demoliese lo construido y se impidiera el uso de restaurante. Por ello, este expediente se mantuvo inconcluso y en tramitación como medida para mantener las obras y usos dados al inmueble. La solicitud de final de obra que formuló Juan Carlos Hidalgo el 24-5- 2001 no ha sido atendida y en consecuencia no se ha otorgado el final de obras lo que no ha impedido la actividad normal del restaurante desde 2001.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra