Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

"El Solitario" comparece ante el tribunal luso que le juzga por intento de atraco

Los fiscales le acusan además de tenencia ilegal de armas y falsificación de documentos y matrículas

Actualizada Miércoles, 19 de noviembre de 2008 - 13:52 h.
  • AGENCIAS. Figueira da Foz (Portugal)

Jaime Giménez Arbe, "El Solitario", condenado en España a 47 años, compareció hoy por segunda vez en el tribunal portugués que le juzga por su último intento de atraco, que podría costarle otros 20 años de cárcel.

Giménez Arbe, de 53 años, entró al juzgado de Figueira da Foz, situado 190 kilómetros al norte de Lisboa, esposado y acompañado por varios policías que le trasladaron por carretera desde su celda en la prisión lisboeta de Monsanto, la más segura del país.

Decenas de curiosos, cámaras de televisión y fotógrafos esperaban a las puertas del tribunal al atracador más buscado de España en las últimas décadas y Giménez Arbe, con su habitual pelo largo y vestido con vaqueros y cazadora, levantó las manos esposadas en gesto de saludo cuando se percató de su presencia.

En la primera vista del juicio, el pasado 28 de octubre, el tribunal de Figueira da Foz, la localidad donde intentó perpetrar el último de los 30 atracos que se le imputan, ya interrogó a "El Solitario" y a dos de los policías que le detuvieron y hoy escucha a otros testigos de su captura, el 23 de julio del año pasado.

Tres jueces integran el tribunal que juzga a "El Solitario" y su sede estaba acordonada por la policía y rodeada de fuertes medidas de seguridad, desde varias horas antes del comienzo de la vista.

La abogada de Giménez Arbe, Ligia Borbinha, dijo a EFE que su cliente, con el que se ha reunido estos días varias veces, encaraba con optimismo el juicio de hoy, aunque durante el año que lleva encarcelado en Portugal ha hecho dos breves huelgas de hambre e intentó suicidarse una vez cortándose las venas.

En su declaración del 28 de octubre, "El Solitario", que ya fue condenado hace unos meses en España a 47 años de cárcel por el asesinato de dos guardias civiles, aseguró que se arrepintió en el último momento de atracar el banco portugués y que no se revolvió contra la policía al ser detenido.

Con sus afirmaciones intentó aparentemente librarse de los dos principales cargos que tiene en su contra la justicia lusa, tentativa de atraco y resistencia a la autoridad, aunque los testimonios de los policías contradijeron sus afirmaciones.

Según la versión de sus captores, Giménez Arbe intento echar mano de un arma cuando forcejeaban con él para inmovilizarle y, más que arrepentirse del atraco, pareció recelar de la presencia de los policías de paisano que montaban guardia a las puertas del banco para detenerle.

Los fiscales le acusan además de tenencia ilegal de armas y falsificación de documentos y matrículas, cargos que pueden acarrearle una pena máxima de 20 años de prisión, aunque ni su abogada se aventura aún a hacer pronósticos sobre la condena que puedan imponerle.

Sea la que sea, Giménez Arbe no será entregado a España hasta que la cumpla, según aseguró a EFE Luís Maria Vaz das Neves, presidente del Tribunal de Relación de Lisboa, el órgano encargado de pronunciarse sobre su extradición.

El magistrado explicó que la primera petición española de extradición, formulada el año pasado, fue desestimada, entre otros motivos, porque las penas estipuladas en las dos legislaciones para sus delitos en Portugal no son las mismas.

En la vista de hoy empezaron a declarar ocho de los diez testigos presentados por la fiscalía, en su mayoría policías y empleados del banco que iba a ser atracado, y el tribunal tiene ya convocada otra sesión para el próximo día 26.

"El Solitario", al que la policía española seguía silenciosamente la pista, fue capturado en una operación conjunta con las autoridades lusas en las inmediaciones de la banco de Figueira da Foz que iba a atracar, protegido con un chaleco antibalas y armado con dos pistolas y un subfusil.

En su declaración en el tribunal luso, Giménez Arbe aseguró que no se arrepiente de sus muchos atracos en España y relacionó su carrera delictiva con una lucha "política" contra la banca.

En España Giménez Arbe fue ya condenado en Navarra por el asesinato de dos guardias civiles en Castejón, el más sangriento de los sucesos que se le atribuyen después de que la justicia portuguesa le entregó temporalmente desde enero a julio de este año.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra