Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PAMPLONA

Un refugio para los jóvenes inmigrantes

SIE (Servicio Socioeducativo Intercultural) nació en 1999. Desde entonces, sus voluntarios ofrecen apoyo y, sobre todo, acogen y acompañan a adolescentes de 12 a 17 años que hace menos de año y medio que llegaron de otros países

Actualizada Martes, 18 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • GOIZEDER LAMARIANO . PAMPLONA

TODOS hemos oído hablar en alguna ocasión del duelo migratorio y del síndrome de Ulises. Los pueden sufrir las personas que abandonan sus lugares de origen y empiezan una nueva vida en un país extranjero, de cero. Esta experiencia, de por sí dura y difícil, lo es mucho más para los adolescentes, que a los cambios propios de esta etapa de desarrollo, tienen que añadir el de la migración..

TODOS hemos oído hablar en alguna ocasión del duelo migratorio y del síndrome de Ulises. Los pueden sufrir las personas que abandonan sus lugares de origen y empiezan una nueva vida en un país extranjero, de cero. Esta experiencia, de por sí dura y difícil, lo es mucho más para los adolescentes, que a los cambios propios de esta etapa de desarrollo, tienen que añadir el de la migración.

Para apoyar a estos adolescentes recién llegados, que se encuentran en una situación temporal de desigualdad, nació en 1999 el Servicio Socioeducativo Intercultural (SEI), situado en los locales que la parroquia San Miguel les cede en la calle San Fermín de la capital navarra. En la actualidad, esta asociación independiente está formada por una coordinadora general, una técnica de intervención socioeducativa, 35 voluntarios, 10 premonitores, 33 chavales de entre 12 y 17 años que llevan en Pamplona menos de año y medio y sus 28 familias.

"Los chavales que atendemos desde la asociación tienen que superar el duelo migratorio, reencontrarse con sus familias y hacerse con el nuevo entorno. Viven situaciones de bloqueo y de dificultad social con respecto a los chicos de su edad. Por eso, para acompañarles en esa primera etapa y prevenir situaciones de exclusión social, llevamos a cabo dos programas", explica Sara Bea Cirauqui, pamplonesa de 27 años y actual coordinadora del SEI.

Sobre los programas, Bea añade: "En el de Acogida Socioeducativa partimos desde el ámbito académico, utilizándolo como herramienta, para trabajar de forma transversal cuestiones como la autoestima, el apoyo emocional, las habilidades sociales o la motivación. Y en el programa Intercultural de Acogida en el Tiempo Libre, en un grupo más abierto que incluye a otros chicos de su edad interesados, facilitamos que conozcan Pamplona y los recursos que ofrece para jóvenes. El objetivo es que participen en las actividades que ofrecen dichos recursos, y que al terminar su paso por el SEI puedan incorporarse a ellos".

Como ejemplo de estas actividades, Bea recuerda que el pasado mes de octubre, mientras los más pequeños conocían unas instalaciones deportivas y practivaban deporte, los mayores participaron en las actividades que la Casa de la Juventud había organizado sobre Danzas del mundo. "Tratamos de conocer sus gustos personales para mostrarles qué otras asociaciones o grupos tienen a su disposición", destaca la coordinadora del SEI.

Los jóvenes inmigrantes encuentran en el SEI un refugio provisional. "Mi compañera María simboliza a menudo al SEI como un nido emocional que fortalece a los jóvenes y promueve su autonomía, así como un puente a todo lo demás. Pero es algo temporal, ya que los chavales sólo están un máximo de dos años".

Los jóvenes inmigrantes acuden al SEI cuatro días a la semana, dos horas cada día. Los voluntarios que los atienden tienen como mínimo 21 años, y cuentan con edades y ocupaciones diversas. Todos ellos participan en el Programa de Formación, que incluye también a las familias y a personas de los entornos de los chavales.

El racismo aún existe

Durante este curso, el SEI cuenta también con 10 premonitores de entre 16 y 18 años que, junto con los voluntarios, organizan actividades para los que acaban de llegar. Son personas que ya han pasado por el SEI y que sirven de referencia, ya que han vivido la misma situación. Dos de estos premonitores participaron el pasado mes de octubre en el Foro Pamplona Joven en una mesa redonda con tres jóvenes de otros continentes. "Fue una prueba de la dificultad que tiene la comunicación. En las declaraciones que se hicieron hubo malentendidos sobre temas como el racismo. Ellos hablaron de que el racismo existe en todas las ciudades y todos los países y quisieron expresarlo y recordarlo. También hablaron de situaciones duras, pero que, por suerte y en contra de lo que pudo parecer, no les ha tocado vivir personalmente. Creo que, aunque vamos por el buen camino, el racismo bidireccional existe por el miedo y el desconocimiento del otro", concluye Bea.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • A Pamplonica le diría que ojalá fuéramos todos más "paletos" como dice, que si vienen es porque el mundo está mal repartido, y que no solucionamos nada defendiendo nuestra parcela y aislandonos de los "contaminantes". Sólo pido para los inmigrantes lo mismo que para mis hijos: iguales derechos y deberes, las mismas oportunidades. Todos somos ciudadanos del mundo, da igual si somos "de aquí" o "de allá".Plaza
  • Hay muchos chavales de aquí que son más problemáticos que los de fuera. Me parece super injusto meter en el mismo saco a toda la gente que viene de fuera. Es como si se dijera que todos los españoles son churreros, cantantes, toreros o terroristas (eso en extremis, claro). Hay que mirar a nuestro alrededor, no todos los inmigrantes hacen guetos, ni son destructores, ni dan pena; todo lo contrario, muchos por no decir la mayoría, son trabajadores, nobles, tienen más estudios que nosotros y desgraciadamente en sus países no tienen oportunidad de salir adelante. Aquí vienen a trabajar en lo que nosotros no queremos y no tienen la suerte de poder dejar a sus hijos al cuidado de abuelos, tíos y demás. Abramos los ojos, la mente y el corazón.indignada con el racismo
  • El error es la generalización, "que todos los inmigrantes son iguales" los que habeis escrito estas líneas ¿teneis relación con gente de los paises que citais (por amistad, por trabajo, por sentimental)? No me refiero a dedicar un escueto saludo. ¿ os gustaría que desde fuera de Navarra dijesen que aqui somos todos unos terroristas y que nuestros hijos estan metidos en la Kale Borroka? Han venido por buscar una vida digna, como hicieron los navarros que emigraron, trabajando sus largas jornadas. No vienen sólo a España, emigran a cualquier país europeo .Mis hijos tienen la misma posibilidad de ser atacados como dices por estas bandas como en el colegio o clase por compañeros suyos "de los de aqui". Todo es cuestion de tiempo, adaptación, tolerancia y educación, tanto para ellos como para nosotros. De nada sirve que inculquemos muchas de las opiniones que he leido aqui a nuestros hijos. Ciudadan@
  • Os creereis que son solo los de fuera, pero también lo son igualmente los consentivos hijos nuestros.AAA
  • Begoña y el resto de comentaristas tienen santa razón. No somos racistas. Estamos mas que hartos de nuestros DENIGRANTES que viven a nuestra costa y la de los emigrantes. ¿Qué podemos hacer para deshacernos de ellos cuanto antes?.JAVIER
  • Completamente de acuerdo con Pamplonica. Si que hemos estando pagando los destrozos que nos hacian en portales, plazas etc... la "chavalería" Vete ahora a cualquier plaza y verás el "güeto" que ellos mismos hacen contra los demas...... Y.... como dejan todo lleno de papeles, botellas de cristal, plástico, panes, se hacen pis en cualquier rincon, etc.... Es muy facil hablar, pero hay que educarlos en la higiene y respeto ciudadano. (Urbanidad)Montesinos
  • Que razón tienen: Neska, Pamplona ptv y sobreto HASTA CUANDO.Os felicito por vuestros comentarios, ya que MUCHISIMA GENTE , piensa como vosotros FELICIDADES y ánimo para seguir luchando Begoña
  • Como bien dice pamplona ptv, la gente no es racista, lo que ocurre es que estamos hasta las narices de que se dé todo y no nos quede nada para nosotros (asistencia, pisos, ayudas....etc), que ellos tengan todos los privilegios, exijan sus derechos y no tengan ninguna obligación, porque siempre hay alguien que dice "que pobres son inmigrantes", que yo sepa cuando los nuestros se fueron a otros paises, no les regalaban nada, se lo ganabanhasta cuando?
  • Es evidente que siempre ha habido destrozos, quema de cajeros etc.... Yo estoy hablando de que además de todo eso (que también cuesta un pico) han venido otro tipo de bandas (latin y demás) y esos no rompen cosas materiales sino que atentan contra las personas (asaltos, robos, bandas) no creo que te gustase que a tus hijos los atacase una de estas bandas ¿o sí?. Con respecto a la inmigración mucha gente de Navarra (u otras povincias) emigraron a sudamerica y a Europa hace años, pero iban a un moton de países y entonces no había problemas de avalancha y no como ahora que vienen todos al mismo.Pamplonica
  • La gente no es racista, sólo está harta de subvencionar la vida a estos jóvenes inmgrantespamplona ptv
  • Antes de que vienieran gente de otros paises, adolescentes como los que dices de "los de aqui! ocasionaban y siguen ocasionando destrozos inmobilarios, queman cajeros, villavesas, rompen los cristales de comercios, hacen pintadas en portales y sitios públicos.... y así un largo etc. Y todo eso como bien decis, ¿quien lo ha estado pagando todo estos años y aun lo sigue pagando?... Y no olvideis que todos somos inmigrantes. El que viene de Andalucía a Navarra, el que ha ido o va de Navarra a Perú o Venezuela, como el que viene de Lezaun a Pamplona en busca de trabajo y una vida mejor porque en su localidad no hay muchas salidas. Ciudadan@
  • Neska ¿no puedes concebir que alguien haga algo gratis?No te preocupes, tú no pagas
  • No sé quién pagará todo esto pero lo que sí es seguro es que toda la oleada de inmigrantes sudamericanos y magrebies nos cuestan un pico entre adaptaciones y otras historias y encima habrá gente buena pero han venido también cada banda que es para echarse a temblar. Por otro lado creo que "los de aquí" somos un poco paletos y en cuanto lloran un poco ya estamos sacudiendonos el bolsillo, aparte de lo que les dan por otro lado (asociaciones, caritas, iglesia, servicios sociales, etc...) A ver si espabilamos ahora que estamos en crisis.Pamplonica
  • me gustaria saber todo esto quien lo paga???neska

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra