Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
COMUNICACION

La nueva era del humor

"Yo creía que el monólogo iba a perder fuerza, pero ha pasado a la calle", dice Arroyo

Actualizada Martes, 18 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • MERCEDES RODRÍGUEZ . COLPISA. MADRID

LOS espectáculos de humor que en su día llenaban el horario estelar con nombres como Martes y Trece, Cruz y Raya, Los Morancos, o, en otro tiempo, Pajares, Esteso y Arévalo han sido sepultados en la televisión. Ahora dominan en las parrillas los monologuistas, que también han saltado a bares y restaurantes, y espacios más dinámicos con abundante uso de zapping o profusión de reporteros graciosos.

Sé lo que hicisteis y El intermedioen La Sexta o Estas no son las noticias de Cuatro son algunos de los referentes. Ni siquiera queda hueco ya para los showman de los casi extintos late night, una franja en la que Buenafuente queda como una isla.

Eduardo Arroyo es uno de los guionistas de humor más consolidados en la pequeña pantalla. Fue director y guionista del genuino Caiga quien caiga en la etapa de Wyoming, de Noche Hachey ahora de Estas no son las noticias que conduce Quequé.

Para este especialista, el espectáculo de humor de imitaciones, pelucas, los disfraces, grandes decorados y las canciones se ha quedado atrás. Los primeros que empezaron a destronar a los humoristas de otras décadas fue la cantera de monologuistas de Paramount Comedy que después se trasladaron a la televisión en abierto con espacios como El club de la comedia. Un humor «más puro y arriesgado» en opinión de Arroyo, ya que sólo cuenta guión y micrófono. «Yo creía que el monólogo iba a perder fuerza hace tres o cuatro años, pero ha pasado a la calle, que está llena de bares, garitos y restaurantes donde tienen su monologuista contando historias. Aquí hemos vivido el proceso inverso que en Estados Unidos, donde los monologuistas de clubes se fueron luego a la tele», señala.

Vídeos de la discordia

El director de Estas no son las noticias dice que la gente demanda este clase de humor así como programas con colaboradores que cuenten historias divertidas y meten muchos vídeos e imágenes, sostenidos por guiones que aspiran a estar bien armados. La decisión de Telecinco de que no se utilicen sus imágenes en La Sexta es, para Arroyo, «muy cínica porque Telecinco ha pirateado todo lo que ha querido de otras cadenas en El Tomate"».

Otro de los excesos en el humor televisivo de hoy son los reporteros con tinte de graciosos. El origen fue Caiga quien caiga. Por aquel entonces sólo existían en actos sociales los periodistas o reporteros convencionales y los de corazón. Mucho menos en el Parlamento se había visto en anteriores décadas al periodista micrófono en mano tratando de ironizar con los líderes al hilo de cualquier chascarrillo. Luego se produjo la explosión.

«Aquí ocurre como con los monólogos -prosigue Eduardo Arroyo-, que yo creía que iban a perder fuerza. He acabado saturado de reporteros. Ves algunos que son herederos de la simpleza de Tonino, que intentan hacerse los locos como Pablo Carbonell, serios al estilo de Juanjo de la Iglesia, dinámicos como fue Arturo Valls.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra