Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Con la identidad a cuestas

Se publica "Las maletas imposibles", la traducción de la premiada novela de Juanjo Olasagarre

Actualizada Martes, 18 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • AINHOA PIUDO . PAMPLONA

EZINEZKO maletak ya es también Las maletas imposibles. La novela del escritor navarro Juanjo Olasagarre (Arzibu, 1963) fue premiada en 2004 con el Premio de la Crítica Española en su versión original, en euskera. Ahora, la editorial Bassarai ha dado el paso de publicarla en castellano.

Olasagarre, licenciado en Psicología y dedicado a la enseñanza, construye en Las maletas imposibles una historia sobre la construcción de la propia identidad que, gracias al humor y a la ironía, camina a medio camino entre la comedia y el drama, con un componente psicoanalítico.

Los protagonistas son cuatro amigos de un pueblo ficticio de la Sakana que comparten un pasado de militancia en ETA. La muerte de uno de ellos, que escapó a Londres para vivir su homosexualidad con libertad, les hará reencontrares años después y cuestionarse qué fueron, en qué se han convertido y cuál es el futuro que vislumbran. Así, los contrastes están muy presentes en el relato: pasado y presente, modernidad y tradición, entorno rural y urbano. "Me llamaba la atención cómo la gente ha ido olvidándose de los grandes ideales con el paso del tiempo y viven ahora con las pequeñas cosas de todos los días", apuntó el autor.

El editor Kepa Murua señaló la amistad y el tiempo como los dos vértices del relato, aunque hay otros temas que subrayen, como la realidad política y social de Euskadi. "El gran hallazgo de Juanjo Olasagarre es dejar hablar a sus personajes sin hacer él mismo ningún discurso", aseguró ayer el editor Kepa Murua. "No me interesa un discurso plano en el que el narrador sea neutro", argumentó Olasagarre. "Procuro cargar las tintas sobre lo que quiero resaltar. Tiendo, incluso, hacia la caricatura, y para eso me interesa mucho el humor. Lo llevo hasta donde la credibilidad me permita", alegó. "Es que hay aspectos de la realidad vasca que, si no fueran tan trágicos, son de risa porque estamos siempre dando vueltas al mismo molino", dijo.

Elementos simbólicos

Olasagarre, también poeta y autor teatral, concibió las maletas como elementos metafóricos. "Simbolizan todo lo que llevamos dentro, el bagaje de cada cual y que a veces nos gustaría perder para jugar a ser otra persona", explicó. El autor cree que cuando esa identidad (por ejemplo, la sexual) coincide con la predominante, no hay problema. Sin embargo, cuando choca, empiezan las dificultades. "Bazter, el personaje que decide irse a Londres, no puede vivir fuera de los dos armarios, el vasco y el gay", apuntó. "Cuando vive en los 80 en su pueblo, no puede manifestarse como homosexual. Y una vez que huye a Londres, no le interesa su armario vasco", explicó.

El navarro se mostró ayer "encantado" de que su obra se haya traducido tanto al castellano como al italiano, en esta ocasión a cargo de la editorial Gran Vía de Milán. "Creo que traducir este libro era importante porque la visión que tienen los lectores españoles sobre la literatura vasca es muy reducida", añadió el editor.

Hay, además, un proyecto para hacer una película. "El libro está haciendo su camino, y lo único que yo espero es que me lean".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra