Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Hombres armados secuestran un buque en Nigeria y mantienen cautiva a la tripulación

La acción persigue obligar al Gobierno a liberar a un buque tripulado por 22 filipinos que fueron arrestados el sábado por robar 12.000 toneladas de crudo

Actualizada Lunes, 17 de noviembre de 2008 - 17:03 h.
  • AGENCIAS. Lagos (Nigeria)

Un grupo de hombres armados capturaron este domingo un buque de carga que transportaba materiales desde Singapur hacia la localidad de Warri, en la región petrolífera del sur de Nigeria, y mantienen cautivos a sus diez tripulantes, confirmaron hoy fuentes oficiales a los medios locales de prensa.

Los atacantes abordaron durante la noche el "Thou Galaxy", que se dirigía hacia la planta de gas licuado Escravos, a orillas del río del mismo nombre, según el portavoz de la Fuerza Militar Conjunta que brinda seguridad en la zona del delta del Níger, teniente coronel, Rabe Abubakar.

El portavoz militar señaló que ninguno de los grupos guerrilleros que operan en la región se ha adjudicado la responsabilidad por la captura del buque y su tripulación, pero no descartó la posibilidad de que los secuestradores respondan al líder rebelde conocido como "Tom Polo", cuya banda se dedica a robar combustibles y extorsionar a las compañías armadoras de buques de carga.

Los diez tripulantes del "Thou Galaxy" pueden haber sido secuestrados para obligar al Gobierno a liberar a un buque tripulado por 22 filipinos que fueron arrestados el sábado por la autoridades militares por robar 12.000 toneladas de crudo, añadió la fuente.

Según el portavoz militar, las autoridades han recibido demandas para que los filipinos sean puestos en libertad por parte de distintos grupos que han amenazado con lanzar nuevos ataques contra instalaciones petrolíferas si sus exigencias no son cumplidas.

Abubakar confirmó asimismo que tras las amenazas de los grupos rebeldes, varias instalaciones de la estadounidense Chevron y la anglo-holandesa Shell, como así también destacamentos militares, han sido tiroteados por desconocidos.

"La Fuerza Militar Conjunta no retrocederá ante amenazas o intentos de intimidación pues está cumpliendo su mandato de proteger vidas humanas y propiedades. El arresto (del sábado) es un ejemplo de nuestra resolución para combatir el robo y venta ilegal de petróleo" en Nigeria, afirmó.

Secuestros, ataques y sabotajes contra las instalaciones de las compañías petroleras son las tácticas empleadas por numerosos grupos que actúan en la región y demandan una mayor parte de los beneficios derivados de la explotación del crudo en nombre de las poblaciones locales, que pese a la riqueza petrolífera del área siguen viviendo en la pobreza.

Sin embargo, delincuentes comunes aprovechan el caos en beneficio propio y se dedican a robar crudo en gran escala, algunas fuentes estiman que hasta cerca de 100.000 barriles por día, que luego venden en los mercados internacionales con la ayuda de intermediarios que los asisten con el transporte y los contactos en el exterior.

Los ataques perpetrados en los últimos meses han causado que la producción de crudo de Nigeria, que era en 2007 de unos 2,15 millones de barriles diarios, se haya reducido en cerca de un 14 por ciento, lo que ha dejado al país en el segundo puesto, por detrás de Angola, entre los productores africanos de petróleo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra