Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Menú para tiempos de crisis

Bush agasajó a sus invitados con codornices ahumadas acompañadas de risotto, cordero al tomillo, ensaladas, tartas y vinos de California

Actualizada Domingo, 16 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • EFE Y EUROPA PRESS . WASHINGTON.

LA Casa Blanca desplegó su alfombra roja, por la que desfilaron, a cuentagotas, los líderes del G-20, que abordaron entre sorbo y sorbo de cabernet y chardonnay los sinsabores por los que atraviesa la economía mundial.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, agasajó a los líderes internacionales que participan en la cumbre financiera de Washington con una cena de trabajo en la Casa Blanca.

De la mesa a la cama, para dirigirse de par de mañana al National Building Museum donde se desarrollaron las sesiones de trabajo.

El un comedor del ala este de la Casa Blanca. el presidente de EE UU ofreció el siguiente menú: de primer plato, unas codornices ahumadas acompañadas de risotto de quinoa; de plato principal, un costillar de cordero asado al tomillo, acompañado de una crema de tomate, hinojo y berenjenas; además, de guarnición, una ensalada de lechugas y endivias aderezada con una vinagreta de sidra, y tostada de nueces con queso de Vermont.

Vinos de California

Para los postres, los invitados pudieron degustar un pastel de pera con salsa de arándonos. La cena estuvo regada con tres vinos estadounidenses procedentes de las bodegas del Valle de Napa, en California: un chardonnay Damaris reserva de 2006, un cabernet de 2003 y un chandon étoile rosé.

El presidente estadounidense recibió a sus colegas del G-20 entre sonrisas, apretones de manos y palmadas de espalda, aunque la cordialidad fue especialmente notoria a la llegada del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, a quien Bush otorgó la bienvenida más efusiva.

Rodríguez Zapatero visitaba la Casa Blanca por primera vez desde que llegó al poder, en 2004, y su esperado apretón de manos con Bush fue motivo de comentarios entre los periodistas españoles, mayoría ruidosa entre los escasos representantes de la prensa internacional presentes. Bush le recibió en español con su ya conocido "hola, ¿qué tal amigo?", para pasar después al inglés, darle la bienvenida y agradecerle que hubiera acudido a la cita.

Intercambiaron un largo apretón de manos y aunque no hubo palmada de espalda sí fueron profusas las sonrisas.

Presentación

La cena arrancó con unos breves comentarios por parte de Bush. "Estamos aquí porque compartimos la preocupación sobre el impacto de la crisis financiera global en la gente de nuestras naciones", afirmó.

"Compartimos la determinación de solucionar los problemas que condujeron a estas turbulencias", dijo para terminar.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra