Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Uno de cada tres universitarios deja la carrera colgada

Los alumnos suspenden cuatro de cada diez créditos de los que se matriculan, faltan a clase con frecuencia o no se evalúan, y el abandono es, en algunas titulaciones, superior al 40%

Actualizada Domingo, 16 de noviembre de 2008 - 10:10 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Cuando Miguel Fernández terminó Selectividad lo que más le gustaba eran los ordenadores, y se matriculó en Informática. En primer, se desilusionó -"muchas Matemáticas y poca práctica"- y dejó la carrera, situación por la que pasó dos veces más. Uno de cada tres universitarios abandona los estudios.

El comportamiento académico de los estudiantes preocupa en el ámbito universitario. La impresión es que se ha ido reduciendo el esfuerzo y los resultados, y hay fallos en el sistema docente.

Los alumnos suspenden cuatro de cada diez créditos de los que se matriculan, faltan a clase con frecuencia o no se evalúan, y el abandono es, en algunas titulaciones, superior al 40%, según el informe "La Universidad en Cifras", de la Conferencia de Rectores (CRUE).

Por un lado, se acusa la falta de motivación de los estudiantes y, por otro, no hay ninguna presión sobre el profesorado para que dé cuentas de su programa y sus resultados, explica a EFE el director del estudio, Juan Hernández Armenteros.

"Si el alumno no quiere aprender -señala este profesor de Economía de la Universidad de Jaén- por mucho que yo me esfuerce es imposible que obtenga buenos rendimientos, pero también el docente debe reflexionar por qué no consigue un objetivo o por qué los alumnos no progresan".

La Ley de Reforma Universitaria (LRU) de 1983 ha llevado a "una incentivación de la investigación, que está muy bien, y una relajación de la docencia que se ha alargado demasiado" -añade- "y habría que reflexionar sobre la rivalidad entre ambas funciones".

En su opinión, el profesor se vuelca en la investigación. Tiene mayor reconocimiento profesional, es necesaria para promocionar y está retribuida adicionalmente y, "si te preocupas de una cosa, difícilmente puedes preocuparte de la otra: del comportamiento académico del alumno, si se matricula de tantos créditos, si se evalúa, si aprueba, si se va o si se queda a vivir en la universidad".

A trompicones

La trayectoria de Miguel Fernández resume, en muchos casos, las razones del abandono: falta de motivación, de vocación, absentismo y horarios incompatibles con un empleo.

En el segundo intento, Miguel optó por una doble titulación: Derecho y Empresariales, por la salida profesional y por seguir la tradición de su padre, abogado.

Pero "nunca me gustó mucho estudiar", explica a EFE, y "no me dejaba tiempo para mí, ni para ganar algún dinero". En tercero de carrera hizo un parón de un año para trabajar como comercial en una empresa de Informática. "Viajé y me gustó el trato con la gente".

Su familia no aceptaba de buen grado que abandonara los estudios y retomó Empresariales, sin dejar el empleo. Tampoco llegó a buen puerto. "O no iba a clase, o no estudiaba, o no hacía los trabajos... Entras en una dinámica en la que es difícil echar marcha atrás".

Ahora, este madrileño de 26 años trabaja en el departamento de Comercial y Marketing de una empresa de alimentación, y no descarta hacer algún máster para "avanzar" profesionalmente.

Deserciones

La Universidad sigue perdiendo alumnos. En el curso 2006-07, 228.611 jóvenes ingresaban en los centros públicos, según el informe de la CRUE, al tiempo que otros 92.593 dejaban la carrera. No se sabe cuántos de ellos cambiaron de titulación.

El abandono en primer curso se situó en torno al 30% en 17 universidades públicas y en el 55% en la UNED.

Tasas "relativamente elevadas", señala el director del informe, aunque hay diferencias: En Ciencias de la Salud, la deserción es del 8%, excepto en Farmacia, con un rendimiento mucho menor y una permanencia mayor de la programada, "porque la mayoría, hijos o familiares de farmacéuticos, tienen el empleo resuelto".

En Experimentales y Sociales el abandono está próximo al 30% y en torno al 40% en Humanidades y las titulaciones Técnicas, según Hernández Armenteros.

Todavía un 20% de estudiantes no cursa la carrera deseada -como ejemplo, Biología, Nutrición o Ciencias Ambientales recogen aspirantes a médicos que no alcanzaron la nota- y sólo un 12% estudia fuera de su comunidad.

Y puede condicionar el fracaso. La granadina Teresa Rodríguez supo en el primer cuatrimestre que Ambientales no era lo suyo. Se matriculó valorando la oportunidad laboral, porque siempre había querido ser periodista y en Granada no había esa titulación.

"Entre Física, Química y Matemáticas, no sabía por donde empezar", recuerda, y abandonó. Al año siguiente se fue a estudiar Periodismo a Murcia y después a Madrid, donde acaba de terminar y trabaja con una beca. "Nunca había sacado tan buenas notas", afirma.

Los alumnos de Comunicación, señala Hernández Armenteros, no tienen tantas expectativas profesionales, pero lo suplen con "ilusión" y obtienen buenas calificaciones. Al igual que Bellas Artes, con un fracaso prácticamente nulo, o Magisterio, una carrera vocacional, corta, y con seguridad en el empleo a medio plazo.

Derecho y Economía se eligen por su polivalencia, mientras que en Humanidades el rendimiento es bajísimo. Hay pocas opciones laborales y al alumno no le importa pasar muchos años en la facultad.

El gasto corriente para la Administración, por cada uno de estos alumnos, es de unos 5.000 euros, pero "el precio que ellos pagan es bajo", argumenta Hernández Armenteros, y "habría que actuar".

El espacio europeo

Los datos piden una reflexión, cuando estamos a punto de entrar en el Espacio Europeo de Educación Superior.

Esta etapa traerá cambios, se reducirá la presencialidad del profesor y las clases magistrales, y es previsible -afirma Hernández Armenteros- "un resultado que pueda ser más negativo". "Si no hay un plan docente, periódicamente evaluado, no mejorará".

¿Se puede hablar de fracaso universitario? "No. Estamos en la media de otros países", responde el profesor de Economía, y, contraponiendo recursos y resultados, "somos supereficientes. Gastamos la mitad que Reino Unido, Alemania, Holanda y otros países en formar titulados que son competitivos". Pero se puede mejorar.

Hay un problema de "cultura interna" -opina-. "El alumno no es consciente de que le es exigible un esfuerzo, de que cuando ocupa una silla paga una parte muy baja del coste de la silla".

Y se puede actuar en cuanto a los años de permanencia: Si el alumno no responde con aprovechamiento, no termina en el tiempo programado, "o abandona rápido o, si quiere vivir en la universidad, debe pagarlo".

Pero hay otros problemas que no favorecen el cambio, plantea. "Habría que debatir si el modelo de gobierno es el adecuado para la Universidad".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Deberían obligar la permanencia en las aulas durante las clases al igual que en la FP. La asistencia es fundamental!!!Universitarios de porcelana ¡¡¡cuidado que se rompen!!!
  • Pietro, obviamente no has captado la ironía de C y somos ahora los demás quienes nos preguntamos acerca de tus horizontes.Paciencia...
  • A ver C. ¿Es correcto lo que dices? ¿Seguro? ¿Si sabemos Euskera tenemos las puertas abiertas en cualquier sitio del mundo para trabajar? ¿Seguro? Anda, camina un poco y a ver si entre caserio y caserio, pueblo y pueblo vas conociendo algo de cultura. Creo que hablas por hablar. ¿no tienes hijos, sobrinos, ...etc..? Te veo con muy poco horizonte.......Pietro
  • Vivo fuera de España muchos años, pero atraves de la televisi{on , me doy cuenta como ha caido el esfuerzo en todo, en el trabajo en general que incluye los estudios. Los españoles de aghora viven a la sopa bobaJ.M. Buzunariz
  • Yo he estudiado en la UPNA y despues hize un master en UK. Actualmente trabajo en UK. La diferencia con las universidades britanicas y espanolas es muy grande. La calidad de enseñanza española es muy mala. Asi salimos a Europa, con miedo. De todas formas si conseguimos que en la UPNA se den carreras en vasco, en cataluña en catalan.... eso nos ayudara a abrirnos camino en USA, Alemania, Japon...C
  • Me repugna oir los comentarios que hablan de vagos y de becas. Hay personas que quieren estudiar una carrera y necesitan trabajar para llegar a fin de mes. A dia de hoy esto es imposible en la UPNA. Aqui se trazan los horarios para que profesores que no se dedican a la ensañanza de forma exclusiva puedan mantener su plaza y cobrar, compaginando trabajo y docencia ¿Para cuando las mismas opciones para los estudiantes?Trabajador y estudiante
  • El problema de la Universidad en Espanya es la calidad. Sabeis cuantas Universidades espanyolas hay entre las 200 mejores del mundo? UNA. Y estra en el puesto CIENTONOVENTAYPICO. No ES LO MISMO SER UN DOCTOR POR HARVARD que por un college de Alabama. En Espanya es casi lo mismo donde te saques el titulo que es igual. No hay competitividad, y los politicos solo quieren poner "una universidad cerca de sus ciudades por pequenyas que sean". Una universidad no es un campus ni uns edificios sino que es un espiritu cientifico y ambiente docemnte-investigador. Si vais algun dia a UK daros una vuelta por Oxford o Cambridge Y OSD DAREIS CUENTA DE LO QUE DIGO. ByePerico
  • Los títulos académicos: MUCHOS Y MALOS!. Como señalaba la revista Cambio 16, hace unas décadas, a proposito de los médicos. Hay que hacer de tal manera que el que valga: llegue. No como el que no valga, pero teniendo medios economicos, sacan las carreras a la USURA!.RG
  • seremos unos vagos pero si en un examen de 130 personas presentadas aprueban 13 (7 de ellos con un 4.5 para el profesor no kedar mal) de kien es la culpa del profesor o de los alumnos? bien puese ese es el pan de cada dia en segun que carreras. En general demasiada teoria y poca vision laboral en la carrera.kits
  • En las universidades sobra mucha gente, y no lo digo en modo despectivo. Como apunta KAOS al acabar el bachiller parece que el "paso natural" es ir a la universidad, ¿por qué? porque sí: es lo que hace todo el mundo, lo que esperan de mí mis padres... y así sucede que gente sin vocación empieza a estudiar carreras que no le gustan, haciéndolo sin ganas y terminando en abandono. Hay que enseñar a padres y alumnos de bachiller que la universidad no es para todos, sino para aquél que le gusta una carrera y tiene vocación y ganas para estudiarla. Si no, por muy inteligente que sea, estará tirando su tiempo a la basura. Esto lo explicó muy bien Steve Jobs (fundador de Apple y Pixar) en el discurso que dió en la universidad de Stanford en 2005 (http://es.youtube.com/watch?v=iDthxlLI3KA)universitario vocacional
  • ¿Se puede hablar de fracaso universitario? "No. Estamos en la media de otros países", responde el profesor de Economía Eso no es cierto señor profesor, como me enseñaron desde pequeñito: "mal de muchos consuelo de tontos". Es cierto que en otros países la situación es peor, pero eso no mejora la nuestra para nada, seguimos siendo un país de vagos e ignorantesuniversitario vocacional
  • Es una vergüenza que con los impuestos de todos estemos pagando a esta panda de vagos. Sabe realmente la gente cuánto el cuesta al gobierno cada plaza de estudiante en la UPNA? Se tendría que dejar repetir una sola vez y el que no vale o no quiere, pues que se vaya o que se pague con su bolsillo, en una universidad privada, su matrícula de vago. Toda esa cantidad de dinero que se pierde con los vagos, podría estar destinada a becas para los que valen y no tienen posibles.Angela
  • Me gustaría conocer el número de personas que dejan sus estudios universitarios "por universidad". Osea, ¿cuantos abandonan en la UN? ¿cuantos en la UPNA? ¿cuantos en Zaragoza? ¿cuantos en la Complutense?...Pero sobre eso, no tienen valor de publicar cifra alguna.Ander Margotu
  • Que a una persona le "gusten los ordenadores" no implica que esté capacitado para realizar estudios universitarios de informática. Una formación profesional puede satisfacer sus inquietudes laborales. Además, un alto porcentaje de los bachilleres (y de la sociedad en general) "idealizan" el mundo universitario. Y de ahí surge el abandono.KAOS
  • Los títulos académicos se pagan y por eso tienen tanto éxito los centros privados. Son sólo los centros públicos los que suspenden a mansalva. Dime cuánto cuesta el crédito en UNA Universidad y te dié qué CALIDAD tiene. El problema no es otro que la MERCANTILIZACION de la educación. El neoliberalismo lo ha traido y el nuevo socialismo es lo único que puede acabar con esta lacra de enorme trascendencia social para las futuras décadas.Profesor asociado de la UNA.
  • la formacion universitaria no debería ser socializable (ojo, si su acceso). no todo el mundo sirve para estudiar ni para soldar o para hacer un buen oficio. Así nos va, estamos llenos de titulados mediocres que no merecen su título.titulitis
  • Que bueno que salga esto, a propósito de la huelga del día jueves pasado, por demás infundada porque me parece una falta de conciencia y de reflexión por parte estudiantial. La educación en España es privilegiada en tanto que es uno de los pocos países a la que se accede por muy bajo o ningún coste. Alumna

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra