Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LUIS EDUARDO AUTE CANTAUTOR Y ARTISTA

"Soy poco dado a contar, soy más dado a preguntar"

"Creo que el capitalismo surgirá de esta crisis mucho más reforzado"

Actualizada Sábado, 15 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • ION STEGMEIER . PAMPLONA .

Desde muy pequeño, Luis Eduardo Aute se propuso hacer algo cada día. Un dibujo, un poema, lo que sea. Ha intentado a veces eso que se dice descansar, pero le cansa más. Y va acumulando cantidad de material que luego al cabo del tiempo reúne; una parte acaban siendo canciones, otra llegan a poemas, lo que rueda con la cámara en cine... Aute (Manila, Filipinas, 1943) no distingue entre trabajo y ocio.

¿Vio la gala del festival de San Sebastián donde todos los que intervinieron cantaron su canción de Más cine por favor?

Fue muy emocionante porque soy un apasionado del cine. Lo que pasa es que me da pudor escuchar mis canciones. Allí presenté en 2001 un largometraje dibujado, Un perro llamado dolor.

Aquello fue casi una obra faraónica, por la cantidad de dibujos y años que le llevó. ¿Le resultó ingrato el eco que tuvo?

No, al contrario. Nunca pensé que se llegara siquiera a estrenar. Lo hice para mí. Iba a ser una película más larga, de casi cuatro horas. Lo vio Jorge Martínez Reverte, que tiene una pequeña productora, y me propuso hacerla para cine.

También trabajó con el navarro Juan Huarte en la productora X Films, ¿se acuerda?

Ése fue el primer corto profesional que hice, con Jaime Chávarri y Ana Belén, A flor de piel se llamaba. Fue uno de los cortos más pateados de la historia, pero me fue muy bien porque aprendí todo lo que no hay que hacer.

¿Hoy también encuentra gente visionaria como entonces?

Es que ya no hace faltan mecenas. Cualquiera puede hacer películas. Puedes hacer una película con cuatro duros e incluso queda mejor.

Y no sólo en el cine...

Todo. Puedes grabar un disco en un cuarto de baño.

En su biografía, además de las muchísimas cosas que ha hecho es una constante la cantidad de amigos que tiene y que va conociendo.. ¿han influido en su obra?

No creo que haya tenido más amigos que otras personas. ¿Quién no ha pasado épocas de su vida gastándose horas de la noche con amigos? Lo que pasa es que son conocidos. Durante muchos años mi casa fue el centro de reunión de mucha gente, ahí no se dormía, a todas horas aparecía gente. Así mucho tiempo, hasta que ya paré un poco porque no tenía vida propia. Pero los amigos han sido muy importantes en mi vida.

Algunos de ellos le hicieron aquel concierto-homenaje titulado Mira que eres canalla.

Siempre te sube la autoestima. Y en ese caso siendo amigos y compañeros más. Me sentí muy complacido. Intento no tener enemigos pero eso me ha causado muchos enemigos. Es difícil intentar no tener enemigos.

¿Cuando escribe piensa como Celaya que la poesía es un arma cargada de futuro?

La poesía y las armas no tienen ninguna relación. La poesía es un fenómeno inexplicable y lleno de lecturas y matices. Es una experiencia personal, una manera de entender la vida, de reflexionar. Soy poco dado a contar, soy más dado a preguntar. La poesía para mí es preguntarme cosas y, lo más importante, es la manera de hacerse esas preguntas. La poesía se parece a la magia.

¿Y las preguntas van cambiando con la edad?

Suelen ser las mismas pero planteadas de manera distinta, según va transcurriendo la vida. Las perspectivas y la mirada van cambiando.

¿Qué es más peligrosa, una dictadura como la de Franco, o la del mercado que tanto critica?

Aquí el enemigo es más abstracto. No está localizado en alguien. Yo creo que el mal de este siglo ha sido la dictadura del mercado, que parece que ahora está haciendo aguas. Desde que el hombre vive en un colectivo siempre ha fabricado cosas y ha hecho trueque. El mercado es consustancial al colectivo humano, pero otra cosa es entenderlo como una ciencia. A la vista está que no ha funcionado.

¿Si tuviera una silla en esta cumbre del G21 qué les diría?

No sabría, les preguntaría muchas cosas. En cualquier caso me parece de una soberbia inconsciente plantearlo como una forma de refundar el capitalismo. El capitalismo no se refunda, es el que es. Cabría la posibilidad también de refundar el socialismo. De todas formas yo soy muy poco optimista, porque creo que ahora que se hunde el capitalismo debería estar la izquierda internacional intentando abordar ese barco para sacarlo a flote, pero no está ocurriendo, al contrario. Yo creo que el capitalismo surgirá de esto mucho más reforzado.

Volviendo a la era de Franco, ¿hasta qué punto le empujó aquél ambiente al arte?

Me gustaba mucho dibujar. En el colegio sacaba pésimas notas en todo menos en dibujo. Elegí lamentablemente Ciencias con tal de evitar al cura que me daba latín. Pero las dictaduras son terribles siempre. En mi caso tenía necesidades de leer, de informarme, de ver... y aquí todo eso no se podía hacer. Tenía su morbo. De alguna forma te obligaba a desarrollar la imaginación para contar lo que no podías contar. Era un ejercicio de imaginación en ese sentido positivo, pero a la desesperada.

Tuvo como mito en el colegio a Marilyn y después de varias décadas le dedicó una canción a Sharon Stone. ¿Siempre tiene mitos?

Sharon Stone es una mujer bellísima y además dicen que es muy inteligente.No creo que sea un mito como fue Marilyn, ni falta que le hace. Pero me encantaría conocerla, y algo más que conocerla, pero, en fin.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra