Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÉLIX GRANDE POETA

"He retomado la poesía como un adolescente"

Su suegro, "el extraordinario pintor Lorenzo Aguirre", era de Pamplona, por eso Félix Grande ha visitado esta ciudad "muchas veces". Anoche volvió para participar en los Diálogos de Medianoche junto al artista Luis Eduardo Aute

Actualizada Sábado, 15 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • NEREA ALEJOS. PAMPLONA

Considerado uno de los grandes renovadores de la poesía española de los años sesenta, Félix Grande ejerció anoche de cómplice de Luis Eduardo Aute. Treinta años después de abandonar la poesía, la acaba de recuperar con una obra que pronto verá la luz, Libro de familia.

Apasionado del flamenco -recibió el premio nacional de Flamencología en 1980-, tuvo como maestro a Paco de Lucía, pero dejó la guitarra por la literatura, sin dejar de ejercer de embajador mundial de este arte, "el único nacido en los guetos de la pobreza, la humillación, la desgracia... y que de pronto se ha convertido en uno de los lenguajes más universales del mundo".

¿Qué sensación le produce estar en la ciudad natal de Sabicas?

Es el maestro de dos o tres generaciones de guitarristas flamencos. He venido muchas veces a Pamplona, pero para mí hay una fuerza de gravedad aún más poderosa que la de Sabicas, y es que el padre de mi mujer, el extraordinario pintor Lorenzo Aguirre, era pamplonés.

En su casa tiene un retrato pintado por su amigo Luis Eduardo Aute. ¿Cuándo surgió la complicidad entre ambos?

Eduardo y yo nos conocimos hace unos 45 años. Entonces yo era joven y él era casi un niño. Me acuerdo que él no sabía si dedicarse a la música, a la pintura o a la poesía, y al final lo que hizo fue dedicarse a todo.

Y usted también ha tocado varios palos.

Yo entonces tocaba la guitarra flamenca y escribía, pero al final dejé la guitarra.

¿Por qué?

Tuve la inmensa fortuna de hacerme amigo de Paco de Lucía, pero me di cuenta de que para continuar tocando flamenco había que dedicarle cinco o seis horas de técnica todos los días. Me di cuenta de que a la guitarra no se la podía simultanear con nada. Con ella no se podía coquetear, sino que había que vivir con ella. Tuve que elegir entre mi mujer, que era la literatura, o mi amante, que era la guitarra.

Usted abandonó la poesía hace más de 30 años. ¿Pensó que era un género de juventud?

Lo que pasó fue que la poesía se fue con otros, como un pendón, y me dejó solo. Pero hace unos meses llamó a mi casa, la invité a pasar, cerré la puerta por dentro y empecé a escribir un libro del que ya van unos tres mil versos. Estoy viviendo una etapa maravillosa de relación con la poesía, la he retomado con la vehemencia de un adolescente. Ha sido algo inesperado.

Como volver a enamorarse de la poesía.

Y volver a ser amado por ella. Ahora escribo con unos niveles de libertad y de atrevimiento que seguramente antes los tenía reprimidos.

¿Qué valor tiene la poesía en el mundo en el que vivimos?

Está bien que los poetas tengan una actitud social solidaria y combativa. El simple hecho de que la poesía conserve la inocencia y la sinceridad originaria que las palabras tuvieron al nacer, ya es una función social. Normalmente, los seres humanos utilizamos las palabras para mentir. Pero somos nosotros los que mentimos, las palabras no.

¿Eso sucede al emplear términos como "democracia"?

Estados Unidos es una democracia imperialista que tiene sometidos a buena parte de los países latinoamericanos, pero es una democracia. Ahora acaba de llegar un negro a la Casa Blanca, vamos a ver cuánto tarda en llegar un gitano a La Moncloa. Pero la democracia no es lugar al que llegamos a dormir tranquilos. Es un camino que no tiene fin y que avanza a centímetros. De pronto llega la toma del Palacio de Invierno y parece que el mundo ya ha cambiado, y después resulta que el estalinismo era una de las dictaduras más aterradoras.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra