Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Posadas afirma que "una nueva generación de mujeres ejerce ya el poder de forma femenina"

Carmen Posadas asegura que "el nuevo papel de la mujer en la sociedad es una verdadera revolución"

Actualizada Viernes, 14 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • MICHELLE UNZUÉ . PAMPLONA

La de ayer fue una velada con reivindicativo acento de mujer. Aunque un puñado de hombres quiso acercarse al Hotel Iruña Park para escuchar a la atractiva escritora uruguaya Carmen Posadas, las mujeres eran abrumadora mayoría entre las 450 personas que asistieron a la charla-coloquio organizada por la asociación Blanca de Navarra. La Premio Planeta cautivó con su cercanía a un público entregado entre el que encontraban Miguel Sanz, Yolanda Barcina, María Kutz o Alberto Catalán.

Carmen Posadas aseguró que ve con optimismo el papel de la mujer en la actualidad, aunque sigue siendo muy complicado compaginar la vida personal y laboral por la existencia de un casi invisible techo de cristal. Se declaró partidaria del feminismo femenino o del post feminismo: "Las armas de mujer han funcionado divinamente durante siglos, han sido el poder en la sombra. También ha habido un porcentaje más grande de buenas reinas que de buenos reyes, aunque ejercían el poder de manera muy masculina, eran más brutas que los brutos. Ahora se está alumbrando una nueva raza de mujeres dirigentes que ejercen el poder de forma femenina, como Michelle Bachelet o Ángela Merkel".

También analizó la preocupante situación de la violencia de género: "El nuevo papel de la mujer en la sociedad es una revolución, y todas las revoluciones son sangrientas. La violencia de género es la víctima de esta nueva revolución, no se cambia la mentalidad del sexo masculino porque ahora se está moviendo el centro de gravedad del poder. Hay que reflexionar cómo se pueden modificar esas conductas que también se alimentan del efecto imitación. En las separaciones matrimoniales los hombres lo pierden todo, y genera una cantidad de injusticias; aunque no justifica nada, influye al valorar la violencia machista", apuntó. Respecto a la Ley de Igualdad, manifestó que no le gusta que le traten como una especie protegida. "Así se consigue que sólo salgan adelante mujeres mediocres. Esta ley perjudica a las mujeres, y esa ventaja hace que al final lleguemos a Bibiana Aído...".

Literatura y crisis

Carmen Posadas se adentró en el mundo de las letras a través de la literatura infantil, y aconsejó a futuros escritores que siguiesen esta senda. "Es complicado comenzar en la literatura de adultos, donde si no te conocen no te publican y viceversa, mientras que en la literatura infantil lo importante es el texto, al margen de quién seas".

Sobre la intencionalidad o no de sus artículos, enfatizó que "la buena literatura suscita muchas preguntas, no da soluciones. Con mis artículos pretendo que la gente se interrogue y a partir de ahí saque sus propias conclusiones, no creo en dar un sermón como si fuese un profesor pesado".

Ya han transcurrido diez años desde que Carmen Posadas ganara el prestigioso Premio Planeta. "Una cosa es ganarlo y otra sobrevivir a él. Vázquez-Montalbán me aseguró que, hiciera lo que hiciera, mi próxima obra la iban a crucificar tanto crítica como público, y que él tardó tres libros en remontar esta maldición. Por eso se me ocurrió escribir una biografía, y así esta mirada tan dura se dividiría entre el autor y el personaje. Escribí La bella Otero y me ayudó mucho a sobrevivir al Planeta". La escritora se declara feliz, tras un año lleno de alegrías y muy fructífero en lo literario (además de otras publicaciones, acaba de ver la luz La cinta roja, su última novela): "Me gusta volar bajito e ir de balcón en balcón, como dice la canción de Serrat. Y ahora mismo no me atrevo a pedir nada más porque he sido muy afortunada".

Y cómo no, la crisis económica salió a colación. La escritora recordó la anécdota de que Estée Lauder, la dueña de la empresa de cosméticos, descubrió que la venta de pintalabios subía enormemente en épocas de crisis. "En las crisis, ya que no podemos comprar la televisión de plasma uno se refugia en un pequeño lujo, como comprar un pintalabios. Y cuando todo va muy mal, una necesita mirarse en el espejo y verse guapísima".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra