Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

La Real logra salvar Anoeta

Competición califica de "grave" el incidente, pero al ser el primero de la temporada opta por una sanción simbólica

Actualizada Miércoles, 12 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. MADRID

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (FEF) decidió ayer multar con 1.000 euros a la Real Sociedad y apercibir de clausura el estadio de Anoeta en caso de reincidencia, por el botellazo que recibió en la cabeza el entrenador del equipo donostiarra, Juan Manuel Lillo, durante el partido contra el Eibar disputado el pasado sábado.

Competición también ha dado por concluido el encuentro con el resultado que figuraba en el marcador (0-0) en el minuto 89, cuando se produjo la suspensión por parte del colegiado castellano-leonés González González, tras el lanzamiento de la botella de plástico, que iba dirigida al árbitro, por parte de un joven aficionado de la Real de 32 años, socio del club desde los cinco, que alega que fue víctima de un estado de enajenación mental.

Primera vez de la temporada

Competición ha considerado el incidente de Anoeta como "grave", pero al tratarse de la primera vez en la presente temporada, ha aplicado a la Real el artículo 118 de los Estatutos de la FEF, aunque éste establece una multa de hasta 6.000 euros y Competición ha optado por una sanción económica simbólica. En el caso de que durante esta campaña se repitan incidentes de este tipo, el campo de la Real será cerrado por uno o dos partidos, con multa en cuantía de hasta 6.000 euros.

Aunque el árbitro dio por suspendido el derbi y Lillo resultó herido con una brecha en la frente y una contusión en la córnea, lo que jugaba en contra de la Real, Competición también ha tenido en cuenta, como atenuante, la rápida identificación del agresor, que se entregó tras lanzar la botella.

"Para la sanción han pesado los agravantes, como que hubo un resultado lesivo, y también los atenuantes, ya que se identificó inmediatamente al autor del botellazo, aunque fuera por voluntad propia", reconoció el presidente de Competición, Alfredo Flórez.

El agresor, que siempre llamaba "loco" al aficionado que se atrevía a lanzar en Anoeta algún objeto, se mostró arrepentido desde el primer momento. El lunes se presentó en Zubieta para pedir personalmente perdón a Lillo, que aceptó sus disculpas.

Tras las alegaciones presentadas por la Real Sociedad, Competición también ha desacreditado el acta arbitral de González González, ya que ha retirado la tarjeta roja que el colegiado mostró al jugador Carlos Martínez y que, según el club, fue lo que provocó la indignación de sus aficionados. El colegiado aseguró que Carlos Martínez le había insultado, pero Competición ha dejado la roja en una simple amonestación por formular observaciones al árbitro.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra