Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Rajoy exige a Zapatero que España esté en todo el proceso de reforma del G-20

Pidió al presidente que se impliquen todos los sectores afectados en la crisis

Actualizada Martes, 11 de noviembre de 2008 - 20:14 h.
  • AGENCIAS. Madrid

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, enfatizó hoy en su reunión con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, para preparar la Cumbre de Washington, la necesidad de asegurar la presencia de España en el que va a conevrtirse en el nuevo foro mundial para la reforma del sistema financiero. Rajoy ofreció todo su apoyo para conseguir ese objetivo. Tras el encuentro, celebrado en el Congreso, el presidente del Gobierno destacó la "buena relación" con el líder de la oposición.

A diferencia de Zapatero, que sólo realizó una breve declaración en el pasillo del hemíciclo a preguntas de los periodistas, Rajoy ofreció una breve rueda de prensa, en la que empezó por precisar que la reunión había versado sobre la economía financiera, un problema importante, pero sobre el que Rajoy no quiso referirse sin volver a insistir en el problema de economía real, "del cual el paro y el parón de la actividad son los datos más expresivos, y que más importancia tiene para los ciudadanos".

Rajoy desglosó en cuatro puntos las propuestas del PP para fijar la posición española en Washington. En primer lugar que "las soluciones que se adopten o son globales o no serán soluciones", es decir, explicó Rajoy, que la respuesta debe ser coordinada de manera internacional y aplicada luego por su país en función de su circunstancia. En segundo lugar, el PP apuesta porque España acuda como lo que es, un miembro de la UE que plantea propuestas solidarias con los demás miembros de la Unión. En tercer lugar, el punto en el que más hincapie hizo el presidente del PP, que la presencia de España no se limite a esta ocasión y "dar la batalla" para que esté en el nuevo foro donde se discutan las soluciones a la crisis financiera internacional.

"Yo quiero que España esté allí, en todo el proceso, y desde la oposición haré todo lo posible para que España esté allí. Tenemos que normalizar esto. No podemos estar como estamos ahora, que no sabemos cómo estamos", dijo Rajoy, que defendió que España este alli opinando, debatiendo y en la adopción de soluciones.

Sobre esas soluciones, Rajoy destacó que el objetivo último de la reunión es contribuir a que el sistema financiero cumpla con su función: ser un "instrumento canalizador del ahorro hacia las familias y hacia las empresas". También abogó por el diseño de una nueva política monetaria vigilante, y un nuevo marco de supervisión y regulación financiera. "Aqui España tiene mucho que decir, porque nuestra regulación aprobada en 1999 --con Montoro, recordó, como secretario de Estado de Economía-- ha demostrado su eficacia y elogiada por todo el mundo", señaló el presidente del PP.

Finalmente, Rajoy defendió una austeridad presupuestaria que corrija desequilibrios. Asi, señaló que los países que necesitan financiación exterior como España han de corregir su déficit con un esfuerzo de austeridad, ya que -según el presidente del PP- España es con Argentina el país con peores previsiones económicas de los que acudirán a Washington.

Agrio debate previo en el Senado

Tras la reunión, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no compareció ante los medios y, en una escueta declaración en el pasillo del hemíciclo a preguntas de los periodistas, destacó que el encuentro había ido "bien" y que hay "buena relación" con el presidente del Partido Popular. Al ser preguntado si tenía ya todo claro para acudir a Washington el próximo sábado, donde se celebrará un encuentro al que asistirán las principales economías del mundo y las emergentes, Zapatero respondió que "si".

Esa buena relación con Rajoy no pareció traslucirse de un agrío debate que horas antes mantuvo el presidente del Gobierno con el portavoz del PP en el Senado. Allí, Pío García Escudero reprochó al presidente del Gobierno que esté, a su juicio, más pendiente de la presencia de España en la cumbre del G-20 que en el aumento del desempleo. "No sólo se vive del G-20, céntrese en el G-3 millones (el número de parados previsto para el cierre de 2008)", señaló.

"Somos los líderes mundiales en destrucción de empleo", señaló para espetar a continuación a Zapatero que la crisis que vive España tiene una dimensión nacional: "Esta es su crisis, señor Zapatero, porque ha estado cuatro años sin hacer nada". En su réplica, el jefe del Ejecutivo arremetió contra el PP acusándole de haber reaccionado a la subida del paro cuando gobernaba intentando aprobar el 'decretazo'.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra