Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NACIONAL

La morosidad en las empresas del metal crece un 130%

Confemetal calcula que los retrasos en los pagos son la causa de una de cada cuatro quiebras empresariales

Actualizada Lunes, 10 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. MADRID

Al grave problema de liquidez que afecta a más del 90% de las empresas españolas, se añade un nivel de morosidad sin precedentes. En el sector del metal la demora de los desembolsos ha crecido un 130,5% en los nueve primeros meses de 2008, respecto al mismo periodo de 2007.

Mientras tanto, el número de impagados aumentó a un ritmo del 35% anual y el volumen del importe de las deudas a más del 90%, según un informe de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal (Confemetal).

Advierten de que la insostenible situación de las empresas, especialmente de las pequeñas y medianas, el fortísimo incremento de la morosidad y el número de impagados agravan las dificultades de tesorería y deterioran la rentabilidad, la competitividad y, cada vez con mayor frecuencia, la propia viabilidad de las empresas.

La patronal del metal afirma que el peligro se encuentra en que un 5,4% de los efectos vencidos se convierte en impagados y que la morosidad y los retrasos e incumplimientos de los plazos contractuales o legales son la causa del 25% de las quiebras empresariales. Estas circunstancias, unidas a la restricción crediticia, son pues el origen de la mayoría de los procesos de cierre y, de no adoptarse medidas para frenar el deterioro detallado, el 20% de las empresas estaría abocado a la desaparición.

Para Confemetal, otro ingrediente que empeora la situación es «la cultura comercial permisiva y condescendiente con la picaresca» que considera las cláusulas contractuales sobre los plazos de pago, «no como una condición vinculante de la venta, sino como algo orientativo y abierto siempre a la negociación». A esto se suma el sistema judicial «lento y costoso» que «beneficia al moroso», el «miedo a reclamar o a denunciar por no perder el negocio o incomodar al cliente» y la fuente de financiación gratuita que llega al deudor a expensas de las empresas acreedoras; circunstancias todas ellas que «lastran la competitividad del conjunto de la economía».


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra