Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EL OTRO PARTIDO

Érase una vez...

Esta vez las adversidades fueron atléticas, con Leo Franco en Madrid, Perea lesionado y un penalti en contra, pero ni por ésas

Actualizada Lunes, 10 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • MARÍA VALLEJO . PAMPLONA

Érase una vez un sueño llamado gol. Érase una vez una utopía llamada victoria. Érase una vez un equipo empeñado en no cumplir los sueños ni las utopías. Érase una vez, y así diez veces seguidas, un equipo llamado Osasuna que destrozó todas las estadísticas precedentes y se atascó en su incapacidad de ganar, a pesar de haberlo merecido muchas veces.

Este cuento empieza ya a hastiar a la sufrida afición rojilla, que se fue a casa con la sensación agridulce de ver que su equipo lo da todo, pero ese "todo" no es suficiente para ganar. Y llevamos ya dos meses y medio de competición.

Enfrente de Osasuna, ayer estaba el Pupas oficial de la Liga. Venían de quejarse en Europa por un penalti increíble, de ésos que sólo le pitan aquí a los rojillos, y de llorar por la persecución de Platini. Del mismísimo Anfield llegaron al mismísimo Reyno, que es igual de rojo pero últimamente bastante menos intenso.

Sin embargo, las adversidades continuaron en el bando colchonero. Leo Franco se dejó los guantes en el hotel AC Zizur y se marchó a Madrid para vivir en primera persona una experiencia más enriquecedora seguramente que un Atlético-Osasuna: ver nacer a su hija.

Coupet, de suplente a salvador

Sin la presencia del buen portero argentino en el marco visitante, fue el francés Coupet quien ocupó su sitio. Parecía un buen presagio para Osasuna. Craso error.

Horas después, su mano salvaba al Atlético del penalti lanzado por Portillo. Era el segundo señalado a favor de Osasuna en la temporada, ya que el primero, lanzado por Nekounam en la jornada inaugural ante el Villarreal, queda como el único tanto que han podido disfrutar los seguidores rojillos. Menuda tela.

Así es, en 450 minutos, un gol, y de penalti, y ayer que podía haberse repetido la historia, Portillo le interceptó el balón a Neko y abortó esta posibilidad. No hay manera.

Las cifras son para asustar: tres goles en 900 minutos disputados, es decir, Osasuna marca un gol cada 300 minutos, lo que quiere decir que le cuesta tres partidos y media hora del cuarto marcar un gol. Lo nunca visto.

Cuatro empates y seis derrotas en diez jornadas ofrecen la irrisoria cifra de cinco puntos de 30 posibles. Para los optimistas, quedan 28 jornadas, es decir, 2.520 minutos, para mejorar estos promedios, porque empeorarlos es difícil.

Perea, con un fuerte golpe

El cambio forzoso de portero había resultado paradójicamente positivo para el Atlético. Pero siguieron sus problemas. Nada más comenzar el encuentro, Luis Amaranto Perea se llevó un encontronazo con Jaroslav Plasil y tuvo que retirarse. El parte médico del club madrileño explicaba que el jugador sufría un "traumatismo craneoencefálico".

Osasuna tampoco sacó partido de este contratiempo, ni de la suplencia de Forlán, tan incisivo siempre, y tan acertado en Pamplona. Aguirre hizo un quiebro a los periodistas con un once en el que incluía al uruguayo y que fue colgado hasta el web oficial del club. En los medios nacionales llovieron palos para el Vasco por conservador. Raúl García tuvo la oportunidad de lucirse en su casa.

Sin embargo, no fue día para que nadie se luciera. Y eso que había espectadores de postín, como Ignacio Zoco, Eusebio Sacristán, ilustres ex jugadores de Real Madrid y Barça, Juancho Pérez (Portland) o Ion Erice (rojillo cedido en el Huesca).

Seguro que en San Mamés llega la victoria, y antes, la clasificación para octavos de la Copa. Mejor ser optimista. Y esto no es un cuento. Érase una vez...


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra