Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Los países emergentes reclaman mayor poder en el sistema financiero mundial

Brasil responsabiliza a los países industrializados de las actuales turbulencias por su "fe en la falta de regulación financiera"

Actualizada Domingo, 9 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • DPA. SAO PAULO

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, inauguró ayer la reunión preparatoria de la cumbre del G20 con un vehemente llamamiento a una reforma del sistema financiero mundial y al fin de las trabas al libre comercio.

"Necesitamos aumentar la participación de los países en desarrollo en los mecanismos decisorios, revisar el papel de los organismos multilaterales existentes o crear nuevos", afirmó el mandatario brasileño. Esta petición también fue planteada en una reunión que tuvieron el viernes en esta ciudad los ministros de Finanzas de los Bric (Brasil, Rusia, India y China) más Sudáfrica y México para unificar posturas de cara a la reunión del G20 del día 15 en Washington.

Según Lula, la actual crisis "es global, y exige soluciones globales", entre ellas una amplia reforma en el proceso de decisión de los organismos multilaterales: "Las instituciones financieras globales deben abrirse a una mayor participación de los países emergentes y en desarrollo".

Además, sostuvo que los países deben resistir a "la tentación" de utilizar medidas proteccionistas para proteger sus propias economías: "No es hora de nacionalismos estrechos y soluciones individuales", dijo Lula.

Lula sostuvo que la superación de las turbulencias requiere de "más integración, más comercio, menos distorsiones y menos proteccionismo" y que los países desarrollados "no deben, en este momento, aumentar las exigencias a los países en desarrollo".

La Ronda de Doha

"Este es el momento para otorgar el impulso final a las negociaciones de la Ronda de Doha. La apertura comercial mundial es una de las mejores medidas anticíclicas", enfatizó el presidente brasileño, quien ocupa actualmente la presidencia temporal del G20, conformado por países industralizados y emergentes.

En su discurso, Lula da Silva enfatizó que el grupo de los siete países más industrializados (G7) ya no está en condiciones de comandar solo las decisiones sobre la economía global, ya que la crisis "nació en las economías avanzadas, como consecuencia de la creencia ciega en la falta de regulación de los mercados".

Según el mandatario, esa estructura "se desmoronó como un castillo de naipes", y generó un "desorden" en las finanzas mundiales que, ahora, "amenaza el funcionamiento de la economía real" y genera también "la amenaza de una recesión generalizada, con pérdida de millones de empleos y aumento de la pobreza y de la exclusión".

El encuentro inaugurado ayer reunirá hasta hoy en Sao Paulo a los ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G7 -Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido- y de doce países emergentes: Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Rusia, Sudáfrica y Turquía.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra