Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NAVARRA

"La paz perpetua" reflexiona sobre la lucha contra el terrorismo en el Gayarre

El montaje, hoy a las 20 horas, corre a cargo del Centro Dramático Nacional y Teatro de La Abadía

Actualizada Sábado, 8 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • AINHOA PIUDO . PAMPLONA

El Teatro Gayarre de Pamplona acoge hoy una propuesta conjunta del Centro Dramático Nacional y Teatro de La Abadía. La paz perpetua es un texto firmado por Juan Mayorga (Premio Nacional de Teatro 2007) y cuya puesta en escena llega de la mano del director José Luis Gómez.

Los personajes de esta función, estrenada en abril en el teatro madrileño María Guerrero, no son humanos. Tampoco animales. Son una clase de seres intermedios, "canes bípedos", como suele definirlos Mayorga. Estos perros con alma y raciocinio sirven para construir una trama argumental que busca, más que hablar sobre el terrorismo en sí, hacer reflexionar sobre dónde se encuentran los límites a la hora de enfrentarnos a este fenómeno. Una temática universal y atemporal pero, a la vez, con una vigencia inequívoca en el mundo de hoy. ¿Cómo combatirlo sin quitarnos la libertad? ¿Cómo no caer en sus mismos errores?

El texto lleva el título de un ensayo de 1795 del filósofo Inmanuel Kant, y no es casualidad. "Siento una profunda admiración hacia él, y La paz perpetua es, sin duda, uno de los ensayos más grandes de la historia del pensamiento", ha llegado a asegurar Mayorga.

Una fábula moral

El punto de partida de la acción es una clase de cásting en la que, tres perros jóvenes de élite compiten por alcanzar el collar blanco, la distinción que les permitirá integrarse en una unidad de seguridad de lucha antiterrorista.

El examinador es otro perro más veterano, un animal mutilado que ha sido víctima del terrorismo, al que da vida el actor Fernando Sansegundo. "Juan Mayorga explica que le gusta utilizar animales, como ya hizo en La tortuga de Darwin, porque remite a la idea de fábula", explica. "Le resulta más fácil poner en su boca cosas que resultarían más difíciles de oír en personas", apunta. "Esta no es una obra moralista, pero sí es una fábula moral", opina.

El escenario recrea un sitio lúgubre, una estructura entre militar y carcelaria. "La han definido como una escenografía donde los sentimientos positivos son muy difíciles", añade Sansegundo. A pesar de ello, el texto no está exento de momentos humorísticos.

Desde el punto de vista interpretativo, meterse en la piel de un perro semihumano es más que "un reto". "Nunca me ha gustado esa palabra, porque da la impresión que lo vas a superar seguro", dice con humor Sansegundo. "En este caso es más bien una aventura, y no teníamos muy claro cuál iba a ser el resultado", confiesa. "Hemos trabajado los sentimientos y los pensamientos sobre instintos e impulsos animales", especifica.

Julio Cortázar es John John, uno de los canes que aspira al collar. "Es un rol que te la oportunidad de trabajar la parte animal sin olvidar la humana", apunta. "Es más, los tres aspirantes son tres perfiles psicológicos claros: el ingenuo, el que está de vuelta y el sentimental", enumera.

A juicio de Susi Sánchez, el único ser humano de la obra, La paz perpetuahabla de "cómo el hombre, especialmente el occidental, se parapeta detrás de la seguridad para intentar no vivir el temor que tiene ante todo lo desconocido", resume. "En el trasfondo está el miedo a la muerte y a la parte más oscura de nosotros mismos", incide la actriz.

Los tres actores coinciden en que es un texto que provoca una reacción curiosa entre el público. "Salen hablando, les cuesta irse del teatro. Es una obra que genera mucha discusión", se alegran.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra