Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Depresión republicana

Sarah Palin responde que el año 2012 está muy lejos cuando le preguntan por sus planes

Actualizada Viernes, 7 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • CÉSAR MUÑOZ ACEBES . EFE. WASHINGTON.

LA La gran derrota de los republicanos abre un vacío de poder en el partido, cuyo desafío será reconquistar a los votantes de centro pero sin enajenar a su base más leal en la derecha, según los expertos.

Se trata de un partido descabezado. El presidente George W. Bush y el vicepresidente Dick Cheney se encaminan a un retiro dorado, mientras que a sus 72 años John McCain ha quemado su última opción de ser presidente.

Además, los actuales líderes republicanos en el Congreso están desprestigiados, tras la victoria decisiva de los demócratas en las legislativas.

Se ha creado de esta forma el caldo de cultivo para el ascenso de una nueva generación de líderes, como ocurrió en 1992, cuando el entonces congresista Newt Gingrich emergió como el rostro de un partido con energía renovada tras la entrada en el poder de Bill Clinton.

El presidente del Comité Nacional Republicano, Michael Duncan, dijo que el banquillo de su partido es "amplio" y citó a Sarah Palin, "la gobernadora más popular de Estados Unidos"; Eric Cantor, congresista de Virginia; y Bobby Jindal, gobernador de Luisiana, entre otros.

El ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, el principal rival de McCain en las primarias de su partido, podría presentarse de nuevo.

El lejano 2012

Por ahora, la atención se ha centrado en Palin, la candidata a la vicepresidencia, que en la campaña atrajo a más partidarios a los mítines que el propio McCain.

El senador de Arizona le hizo un guiño en el discurso en el que aceptó su derrota: la calificó como "una voz nueva e impresionante en nuestro partido en pro de la reforma y de los principios que siempre han sido nuestra mayor fortaleza".

"Podemos esperar con gran interés su futuro servicio a Alaska, el Partido Republicano y a nuestro país", afirmó McCain.

Preguntada sobre sus aspiraciones, hace unos días, Palin dijo que no sacará "la bandera de la derrota" por las críticas que ha recibido. Tras la derrota, dio largas cuando le preguntaron si volvería dentro de 4 años: "suena tan lejano que no puedo ni imaginar qué estaré haciendo entonces", respondió Palin.

Figuras moderadas como el ex secretario de Estado Colin Powell y Christopher Shays, quien perdió su escaño en el Congreso en las elecciones, se han quejado de que el partido ha dado un giro a la derecha.

Al mismo tiempo, otros notables republicanos mantienen que la derrota se debe a la pérdida de los valores conservadores por el gasto público excesivo durante la presidencia de George W. Bush.

La cuestión es que Obama logró más del doble de votos que McCain entre los menores de 30 años, que son el futuro del país, y entre los hispanos, cuya influencia aumenta.

Con este panorama, los republicanos parecen necesitar seriamente un nuevo Gingrich.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra