Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NAVARRA

Taberna muestra en casa su tributo a los perdedores de la guerra

El Instituto Navarro de la Igualdad organiza una retrospectiva de su filmografía a partir del 20 de noviembre

Actualizada Viernes, 7 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • ION STEGMEIER . PAMPLONA .

Helena Taberna llevó ayer La buena nueva a Pamplona. "Ya pertenece a vuestros corazones", proclamó, después de pasar la película para la prensa en los cines Golem Yamaguchi (comercialmente se estrena el día 14).

Estaba contenta la cineasta alsasuarra al recibir las felicitaciones por este homenaje que brinda a los perdedores de la guerra, sobre todo a las mujeres y a su tío, Marino Ayerra, en el que se inspira libremente el personaje de Miguel (Unax Ugalde). Todavía retumba en sus oídos el comentario de "Qué bien nos hizo aquél", que le decían las mujeres de Alsasua cuando era niña.

Coincidiendo con la llegada al cine de La buena nueva, además, el Instituto Navarro para la Igualdad ha organizado en los cines Golem Yamaguchi una retrospectiva de su obra. Sara Ibarrola, directora del Instituto, explicó que el objetivo es "crear referentes de mujeres en un ámbito en el que han sido invisibles".

Taberna es un ejemplo de que las cosas cambian poco a poco. De niña quería ser directora de cine y sus compañeros Tarzán o astronauta. "Ninguno llegó a serlo, pero por lo menos lo soñaron", dijo ayer. "Ahora las mujeres ya podemos soñar con ser cualquier cosa", añadió. Las mujeres ocupan un peso fundamental en la película y en la historia.

Taberna retrata esas redes secretas de protección entre mujeres. "Hubo una complicidad que crearon en 40 años de silencio, hay algo de homenaje a un protagonismo colectivo en todas las guerras", dijo. "Había que ponerlo en voz y en imagen".

La directora constata que su cine "coincide con un pálpito" de la sociedad. Le ocurrión con Yoyes (2000), y con Extranjeras (2003). Quizá porque vive muy a ras de calle. "Esta historia jamás la contaría Hollywood, porque no la conoce y no le pertenece", explicó ayer.

Taberna contó que la parroquia de la película por fuera es la de Leitza, pero el interior es guipuzcoano -"la de Leitza es enorme"-, y destacó la colaboración "especialísima" del párroco de Leitza, Juan Bautista, a quien Ugalde grababa con una cámara para repasar los ritos después en la casa rural donde se alojaba.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra