Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EMPRESAS AGROALIMENTARIAS DE LA MERINDAD

De la colmena a la mesa sin artificios

Hace nueve años, Pedro Antonio Lalinde Lacruz decidió poner en marcha en San Adrián una explotación apícola, un proyecto en el que aplica un avanzado sistema de gestión informática para garantizar la pureza de la miel que producen sus 160 colmenas

Actualizada Miércoles, 5 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • MARI PAZ GENER . SAN ADRIÁN.

LA decisión de dedicarse a elaborar miel surgió al finalizar un curso de apicultura que había iniciado por curiosidad. Pedro Antonio Lalinde Lacruz, de 37 años, conoce muy de cerca la gestión de calidad en la industria agrolimentaria. Procedente de una familia agrícola de Cabretón (La Rioja), Lalinde ha estudiado formación profesional de segundo grado en Química y un modulo de Conservería Vegetal.

Hace 15 años se trasladó a San Adrián, localidad donde reside, y comenzó a trabajar en la antigua Chistu. En la actualidad ocupa el puesto de encargado de la sección de mermeladas en General Mills.

Apasionado por la apicultura, decidió iniciar la elaboración de miel como un hobby, un aspecto que sigue defendiendo y al que le dedica entre 4 y 5 horas diarias. Empezó comprando diez colmenas sin abejas y en estos momentos cuenta con 160 repartidas en 15 colmenares localizados en un área de 100 kilómetros de diámetro en los montes de la Ribera Navarra (San Adrián y Baños de Fitero), La Rioja (Cabretón, Valdegutur y Valverde) y Aragón (faldas del Moncayo). Sus colmenas se encuentran en puntos donde abunda el tomillo, el romero y el espliego, especies de mata baja de las riberas navarra y riojanas que aportan el sabor identificativo a su miel o el brezo aragonés . La marca de su empresa es "Miel Lalinde".

Lalinde explicó que una vez que localizo un asentamiento idóneo en el monte, le pido permiso a los dueños para instalar la colmena. "Por lo general, no ponen ningún impedimento, todo lo contrario. Desde ese momento, pueden estar seguros de que no les faltará nunca miel". El apicultor añadió que se trata de ofrecer las mejores condiciones a la colmena para que las propias abejas busquen el equilibrio necesario para desarrollarse y producir la mejor miel.

Criar a las reinas

En San Adrián, en una parcela de regadío, Pedro Antonio Lalinde cría a las abejas reinas y las fortalece para que sean capaces de mantener sana y productiva la colmena. También allí separa la cera de las colmenas de las que ha extraído miel, las limpia y vuelve a colocar láminas de cera que le proporciona APIDEMA (asociación de apicultores de Navarra), entidad a la que pertenece.

Su experiencia, familiar, laboral y sus conocimientos le han permitido establecer un sistema de gestión propio e informatizado para conocer el estado de cada colmena y mantener una rigurosa trazabilidad, para saber qué abejas han producido una miel en concreto. Con una agenda electrónica, un sistema de codificación propia y un ordenador, el apicultor ribero anota cualquier variación en las colmenas, el nivel de polen o un posible descenso de producción. "Eso me permite crecer y, sobre todo, tener la capacidad de mantener el número de colmenas en buen estado de producción e higiene".

El año pasado, "Miel Lalinde" llevó al mercado 1.500 kilos, una cantidad que, según su propietario, le permite por primera vez autofinanciarse. "Mi objetivo no es el de obtener el máximo beneficio, sino el de conseguir una explotación fuerte y constante. Por eso los beneficios los reinvierto en la empresa". Pedro Antonio Lalinde aseguró que el primer paso ha sido aprender todo el proceso en la práctica y de las propias abejas. "Solo con la experiencia se sale a delante". A parte de en San Adrián, su miel, en botes de medio kilo o de un kilo, se puede encontrar en 50 puntos de venta, establecimientos todos de la Ribera Alta y de Tudela.

Lalinde añadió que, desde el principio, intenta aplicar las nuevas tecnologías de gestión en un alimento natural para manipularlo lo menos posible. "Mi miel no necesita pasteurización porque no está en contacto con el agua y ella misma sirve de conservante".

Junto con su faceta de empresario, Lalinde ha elaborado una presentación en diapositivas dirigida a niños de Primaria en la que explica todo lo relacionado con el proceso de la elaboración de la miel y la manipulación de las abejas. "Es un mundo apasionante". Además, el apicultor colabora con parques de bomberos y policías locales de la zona, para retirar las colmenas que aparecen en los casco urbanos o fábricas. También trabaja con agricultores en tareas de polinización de cultivos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Muy bien LALINDE. Invita a tu explotación al Sr. Miranda (Consejero de Hacienda) y dale lecciones para que en lugar de convertir Navarra en un avispero tributario, se avispe y promocione la producción de rica miel, único camino efectivo de atraer inversores y empresas a nuestra decadente Comunidad.JAVIER

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra