Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La crisis económica y su relación con Bush, principales motivos de la derrota de McCain

Varios analistas creen que el senador republicano ha tenido que hacer frente a uno de los climas políticos más difíciles

Actualizada Miércoles, 5 de noviembre de 2008 - 19:55 h.
  • AGENCIAS. Phoenix (EE UU)

La derrota del candidato republicano a la Casa Blanca, John McCain, acapara hoy muchos titulares, aunque no tantos como la victoria del demócrata Barack Obama, pero sobre todo se buscan explicaciones al por qué de esta contundente derrota. Los analistas parecen tenerlo claro: un entorno económico claramente hostil por la crisis económica que no ha sabido superar y su incapacidad de distanciarse a tiempo del presidente saliente, George W. Bush, cuya popularidad está bajo mínimos.

Pero además de culpar al juego político, los analistas estadounidenses atribuyen parte de la derrota a la elección de la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, como candidata a la Vicepresidencia, lo que, según pasaban las semanas de campaña, elevó las dudas acerca del criterio del senador por Arizona.

Los expertos también opinan que el empeño de McCain por definir a Obama como un socialista que quería subir los impuestos y con amigos terroristas provocó que los votantes más moderados le retiraran su apoyo. Precisamente este sector de los electores ha sido uno de los más decisivos en la contundente victoria del demócrata.

La impopularidad de Bush unida a la difícil situación económica generó uno de los climas más difíciles para un candidato a la Presidencia. Incluso con una campaña electoral perfecta, éste no era el año de McCain.

Después de ocho años de Administración republicana, el partido ha perdido apoyos de minorías raciales, jóvenes y votantes con un mayor grado de formación. El último golpe recibido por los republicanos ha sido la deserción de la mayoría de la clase trabajadora, ya que ha sido la más afectada por la crisis.

La respuesta del senador por Arizona no pudo ser más plana. Su intención de distanciarse de Bush no pareció cuajar nunca, ya que tenía que mantener el apoyo de los tradicionales votantes republicanos y de las bases del partido, al tiempo que no llegó a definir sus planes económicos para resolver la situación.

En su discurso de aceptación de la derrota, este héroe de la guerra de Vietnam, donde fue prisionero durante cinco años, asumió toda la responsabilidad del fracaso en las elecciones, ya que no sólo no ha ganado, sino que Obama ha conseguido unos 170 votos electorales más y ha ganado en estados tradicionalmente republicanos.

"No sé qué más podría haber hecho para intentar ganar estas elecciones. Peleamos lo más fuerte que pudimos. Y aunque nos quedamos cortos, el fallo ha sido mío, no vuestro", declaró ante miles de seguidores en Phoenix (Arizona).

El estratega político John Feehery opina que la inevitable asociación de McCain con Bush ha sido clave en la derrota republicana que se debería haber abordado antes. "No rompió con Bush antes y debería haberlo hecho. Contrató a muchos asesores de Bush y fueron tan leales a éste como a McCain", afirmó.

De hecho, el senador se refirió a esta relación en un discurso a mediados de octubre en el que dijo: "Yo no soy George Bush", pero está claro que fue demasiado tarde.

Crisis financiera

La crisis financiera que explotó a mediados de septiembre con la quiebra de Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión en Estados Unidos, fue el punto de inflexión que acabó con el liderazgo de McCain en las encuestas, un golpe del que su candidatura nunca se recuperó.

Según los analistas, la decisión del entonces senador de suspender su campaña y acudir a Washington para apoyar el plan de rescate de la Administración Bush se convirtió después en un "error estratégico y táctico".

McCain pidió el aplazamiento del primer debate con Obama, pero éste respondió, de forma acertada, que los candidatos podían centrarse en más de una cosa a la vez, lo que obligó al republicano a dar marcha atrás a su propuesta. En este debate, como en los dos siguientes, ganó Obama.

La crisis financiera hizo a McCain ganarse una imagen de "inconformista" que los votantes no vieron con buenos ojos, ya que creían que ese no era el momento para hacer frente a las medidas de rescate. Los electores también vieron las ideas de Obama más frescas e innovadoras que las del inseguro McCain.

En definitiva, para los analistas estadounidenses, las condiciones económicas y políticas en el país no podían ser peores para el candidato republicano. "Es muy improbable que alguien tenga que enfrentarse alguna vez a un peor clima político con el que ha tenido que lidiar McCain este año", consideró el estratega de la campaña del senador Steve Schmidt poco antes de que cerraran las urnas.

Sarah Palin

¿Y qué ha ocurrido con Sarah Palin? La elección de McCain como compañera de fórmula, tal y como se vio después, convenció a los votantes más conservadores, pero espantó a los independientes, que la consideraban muy poco preparada.

Muchos republicanos achacaron en parte a la presencia de Palin en la candidatura republicana el hecho de que el ex secretario de Estado Colin Powell apoyara públicamente a Obama. "McCain pasó el verano entero comparándose con Obama por la experiencia y la decisión de Palin lo tiró todo por la borda", señala un analista, quien a pesar de todo considera que no se puede culpar sólo a Palin de la derrota.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra