Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NAVARRA DEPORTE

La última cordada de Iñaki

Navarra reconoce esta tarde el sacrificio y la solidaridad del grupo que intentó el rescate de Iñaki Ochoa de Olza, y las gestas de éste

Actualizada Miércoles, 5 de noviembre de 2008 - 01:47 h.
  • J. J. IMBULUZQUETA / FERNANDO CIORDIA . PAMPLONA .

"La transparencia de sus ojos". Conteniendo las lágrimas de la emoción y con la voz quebrada, el sherpa Nima Nuru no dudó ayer en seleccionar ésa como la imagen de Iñaki Ochoa de Olza que siempre recordará. Nima forma parte de la agencia Cho Oyu Trekking y hace seis meses asumió las labores de coordinación del rescate del himalayista pamplonés en Nepal.

La frase del porteador nepalí se convirtió en uno de los momentos más emotivos del encuentro que organizó ayer el Instituto Navarro de Deporte entre los medios de comunicación y varios de los miembros del grupo de rescate que reciben hoy en Baluarte (20.00h) la Medalla de Oro al Mérito Deportivo. Durante una hora, el recuerdo de Ochoa de Olza se apoderó del corazón de los presentes en la mesa. "Aparte de ser muy rápido en las montañas y fuerte, era una buena persona. Nos comprendía y nos trataba a todos por igual, ya fuera un ministro del Nepal o un sherpa. Se le notaba que era feliz aquí y lo transmitía", le definió Mingma Dorji, amigo cocinero de Iñaki que no se lo pensó dos veces para llegar hasta los 6.200 metros del campo II del Annapurna (8.091m). Nunca se había puesto unos crampones. Hasta aquella semana de mayo.

Igual de involucrado estuvo en el rescate el ruso Alexey Bolotov, compañero de cordada ocasional del navarro desde 2001 y que pese a sus problemas físicos llegó al campo III (7.100m) portando oxígeno. "Es difícil especificar una imagen. Era una gran persona y un gran amigo además un alpinista muy fuerte y muy bueno", le describió este ingeniero del metal de 45 años. "A los clientes se les recibe como invitados, pero la diferencia de Iñaki con el resto era su comportamiento", añadió en inglés Nima Nuru, que se erigió en portavoz de los seis sherpas que se encuentran en Pamplona. "Iñaki era feliz. Se sentía como en casa. Nosotros no cambiábamos la actitud con él, sino que su comportamiento nos hacía sentirnos así. Era nuestro amigo". Sus dotes de humanidad fueron una razón de la espectacular movilización por salvar a Iñaki. "Es la única vez que he visto un grupo tan implicado. Las expediciones estaban en Katmandú y a ellos se unieron los nepalíes", subrayó Nima.

También lo explicó el ruso Sergei Bogomolov, el primer alpinista profesional en la historia de su país, que con 57 años llegó al campo II pese a las congelaciones de las que se estaba tratando. Bogomolov fue el otro gran coordinador del rescate en Katmandú y en la montaña. Conoció a Iñaki en 2003. "Llevo 20 años haciendo grupos de rescate y aquella fue la primera vez que un grupo tan importante estaba involucrado", indicó el ruso. "Cuando pasa esto se produce un dilema. Seguir con la expedición o ir al rescate. No hubo dudas para ir a por Iñaki. Había que luchar por él. Nunca se había hecho un esfuerzo tan importante", explicó Bogomolov.

El sherpa Nima ofreció más detalles: "En Nepal hay dos problemas a la hora del rescate. No hay helicópteros que superen los 5.000 metros y la gente que va al rescate debe estar aclimatada. Nadie puso problemas para acudir a por Iñaki". En Pamplona, los sherpas se han dado cuenta de que es algo más que "una personalidad en el alpinismo". "Siento que Iñaki tiene una gran relevancia en la sociedad navarra. Es una pena que no esté aquí. Aquello fue muy duro. Nos sigue costando creer que Iñaki no está entre nosotros", indicó Nima Nuru.

El ruso Bogomolov terminó explicando que aquel rescate "fue un ejemplo de cooperación internacional, desarrollo social y solidaridad entre todo el mundo de la montaña". "Todos somos miembros de la comunidad de la montaña", destacó. Los familiares y amigos de Iñaki Ochoa de Olza seguirán impulsando los proyectos en Nepal que estaba promoviendo. "Hay necesidades en educación y esa ayuda será bien recibida. Iñaki será recordado allí para siempre", concluyó Nima.

Nancy Morin, novia del Iñaki, también quiso estar en el encuentro de ayer. "Me he dado cuenta de qué significaba Iñaki para Navarra. Estoy contenta y orgullosa", dijo realmente agradecida.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Fisicamente en el Annapurna, espiritualmente en nuestros corazones.Siento en el alma no poder asistir al acto de esta noche.De todas formas, llevaré siempre a Iñaki en el corazón.ERA UN GRANDÍSIMO EJEMPLO COMO PERSONA Y DEPORTISTA.JesúsJesús Viñuales García
  • Se merecen todo mi reconocimiento y admiración.Mikel

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra