Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JORGE FERNÁNDEZ PRESENTADOR

"No me gusta perder en nada, soy muy competitivo"

"Como profesor de educación física mi vida era demasiado monótona. Y ahí es cuando me presenté a Míster"

Actualizada Martes, 4 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • MERCEDES RODRÍGUEZ . COLPISA. MADRID

En sólo ocho años ha conseguido lo que un profesional de la televisión espera durante toda su vida. Jorge Fernández, líder durante la franja de emisión de La ruleta de la suerte en Antena 3 (26%) y también conductor de un reality de éxito (Esta casa era una ruina), ha sido distinguido con el Premio Ondas al mejor presentador. El jurado, compuesto por profesionales de prestigio del medio, ha valorado su buen hacer y su versatilidad.

Todo cambió en la vida de este simpático y animoso vasco de Mondragón, de 36 años, ex jugador de baloncesto de élite, ex profesor de Educación Física, cuando se presentó en 1999 al concurso de Míster España y venció. Y es que en aquel certamen, en la televisión o en el deporte, todo se lo toma como una competición que tiene que ganar. «Aunque es peligroso porque me he dado más de un tortazo», advierte.

Refrendado por la audiencia y ahora por los especialistas de la profesión. ¿Cómo se siente?

No es falsa modestia, pero hay mucha gente que se merece este premio, sobre todo por antigüedad. Estoy en una nube. Que fuera nominado a un TP por un programa de entretenimiento como La ruleta, bueno, pero tan reconocido como un Ondas, que dan profesionales de prestigio es impresionante. Parece que fue ayer desde que me puse frente a la pantalla en un concurso con Rociito dentro de las mañanas de María Teresa Campos. Y presentando en solitario, sólo llevo seis años.

No es fácil mantenerse en la televisión sin estar en programas polémicos, gritones, o en tertulias rosa. ¿Ha sido elección personal o suerte?

Las dos cosas. Siempre he sido muy celoso de mi vida privada. Me dedico a mi hijo y mi familia. No voy a fiestas ni a saraos. Trabajo en la televisión y luego me voy a Bilbao con mi hijo, donde vivo. He tenido que decir que no a unos cuantos programas porque no los consideraba de mi perfil. He elegido los que he ido creyendo que se acomodaban más a mí y creo que he acertado.

¿Es difícil bandearse en la televisión de hoy?

Es complicado, pero en qué profesión no es difícil encontrar un trabajo fijo, estable y con un futuro que no sea incierto. Desde luego, fíjate cómo está la tele, donde hay programas que duran un mes, los quitan, los cambian. Con Esta casa era una ruina me bastaron diez minutos del DVD para decidirme. Yo soy muy sentimental, muy emotivo, muy humano, y en cuanto vi que había historias que me podían tocar, pensé que el programa podría transmitir algo. Yo con Esta casa ... lloro y sufro de verdad. Esa emoción se traspasa la pantalla y ahí radica el éxito del programa.

¿Qué no presentaría?

Vete tú a saber. A lo mejor digo que no a un programa de corazón, sin embargo me gusta el patrón que sigue Jaime Cantizano en ¿Dónde estás corazón?. No se involucra.

Todo empezó porque se presentó a un certamen de belleza. ¿Qué buscaba?

En realidad, nada. Lo que sí sé es que todo esto no es un cúmulo de casualidades. A mí me gusta ganar; yo he jugado al baloncesto toda mi vida y soy muy competitivo, no me gusta perder en nada. En el concurso quise dar el cien por cien de mí y lo gané. Y cuando tuve la oportunidad de la tele, me dije: me lo voy a currar.

Ser tan competitivo y querer ser el mejor tiene sus riesgos

Sí porque me he pegado varios tortazos. Es peligroso. Recuerdo que cuando salí de Telecinco, después de presentar un programa que no fue bien, La quinta esfera, estuve hecho polvo de impotencia. Yo creo que soy así porque toda mi vida he sido deportista. Fui jugador de élite de baloncesto y me retiré por una lesión en la rodilla. Después, como profesor de educación física mi vida era demasiado cómoda, sin sobresaltos. No notaba mariposas en el estómago. Y ahí es cuando me presenté al concurso de Míster. No tenía un objetivo, pero sabía que tenía que hacer algo importante.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra