Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Obama ya se ve instalado en la Casa Blanca pero McCain no tira la toalla

John McCain apuró sus opciones con un maratón de mítines, empezando por Miami a ritmo de salsa cubana

Actualizada Martes, 4 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • MERCEDES GALLEGO . COLPISA. WASHINGTON

Hay un inequívoco aire de victoria en la campaña de Barack Obama, que rezuma euforia antes de que se haya contado un solo voto. Se nota en las draconianas medidas de seguridad, el repentino despotismo de los voluntarios, la adrenalina que despiden los mítines y hasta en las palabras del hombre que, de cumplirse las encuestas, sería el nuevo presidente de Estados Unidos.

"En los últimos dos días me he sentido muy bien", confesó en Cleveland rodeado de su familia. "Uno puede sentirse sólo en la carretera, pero cuando tienes una mujer como Michelle y unas hijas como Malia y Sasha a tu lado, todo está mejor. Hasta empiezas a pensar que puedes ganar unas elecciones el 4 de noviembre", dijo.

Era una confidencia inesperada para un político que presume de no tener altos ni bajos. Obama, que estudió a San Agustín, se declara asceta a estas alturas de su vida, capaz de mantener a raya las pasiones después de haber practicado durante un tiempo el ayuno y la meditación.

Esa disciplina emocional, y la insalvable distancia que marcó hasta con la prensa más cercana que le acompañó durante los 21 meses de campaña, es la que le permitió no perder la compostura ni en los momentos de más nerviosismo.

Por ejemplo, cuando perdió las primarias de New Hampshire, después de ir 11 puntos por delante de Hillary Clinton. Aquel revés le obligó a pelear cinco meses más por el liderazgo del partido. Su calmada reacción fue reunir a todos sus asesores para escuchar el análisis de cada uno, no sin antes advertir de que no admitiría dedos acusadores.

Cuando su amigo y pastor Jeremiah Wright estuvo a punto de descarrilar su campaña al maldecir Norteamérica en televisión, Obama respondió con uno de los mejores discursos de su vida.

Y cuando John McCain dio la vuelta a la tortilla eligiendo a Sarah Palin como candidata a la vicepresidencia, Obama decidió ignorarla, convencido de que moriría de éxito por sus propios méritos bajo el intensivo escrutinio de los medios, y así se lo ordenó a sus colaboradores.

Líder de las encuestas

Hay encuestas para todos los gustos, pero en todas Obama aventaja a su rival republicano: CBS ponía ayer lunes a Obama 13 puntos por delante (54%-41%); USA Today, 11 (53%-42%); CNN, siete (53%-47%); Reuters, siete (51%-44%); y la ultraconservadora Fox, también siete (50%-43%).

Como Al Gore demostró a su pesar en 2000, en EE UU se puede ser el candidato con más votos populares sin ganar la Casa Blanca, porque lo que cuenta es el colegio electoral, formado por los delegados de cada estado.

Según las cuentas de The New York Times, Obama ha afianzado todos los que ganase John Kerry en 2004 y cinco que ganase George W. Bush, pero también ha puesto en jaque otros cinco bastiones republicanos.

La respuesta del silencio

Ayer, Sarah Palin todavía sufría el azote del silencio de Obama, pero la perspectiva de verla en la Casa Blanca triunfaba en las pancartas de los seguidores demócratas como "lo más escalofriante de este Halloween".

"Si lo que pretendían era recoger el voto de las mujeres que se ganó a pulso Hillary Clinton durante 35 años, no les funcionó", sentenció Pat Sullivan, una profesional de la política, de 67 años, que simboliza el perfil de los votantes de la ex primera dama. Karl Lawson, que también esperaba la llegada de Obama al mitin de Cleveland, le daba la razón. "Mi mujer es súper feminista pero en cuanto la escuchó hablar 15 minutos me dijo: "No la quiero ni para que me limpie el suelo"".

Las últimas 48 horas de Obama sirvieron para peinar Ohio y tocar Florida, Carolina del Norte y Virginia, bastión republicano durante 40 años y donde cerró su campaña como un signo desmoralizador para el Partido Republicano.

Pero McCain no tiró la toalla. Alegó que nada en su vida le fue fácil. Que le separan apenas un par de puntos en estados tan clave como Florida y Ohio. Y que en las últimas dos semanas logró acortar distancias, como así ha sido.

Maratón de McCain

Así que para las últimas 24 horas se propuso un maratón de siete estados que empezó a ritmo de salsa cubana en Miami, acosado en ese frente por Hillary Clinton y Al Gore, que volvió a la escena del crimen ocho años después. Tennessee, Pensilvania, Indiana, Nuevo México y Nevada completaron la ruta que acabó en su hogar de Arizona, donde esperará los resultados.

Su último regalo electoral fue el apoyo del actual vicepresidente de EE UU, Dick Cheney, que Obama explotó sarcástico alegando que es la continuación de Bush.

"Hay que darle crédito a McCain por ganarse ese apoyo, que no le ha sido fácil; para lograrlo ha tenido que votar con las propuestas de Bush el 90% de las veces. ¿Y creéis que Cheney estaría encantado de apoyar a McCain si de verdad fuera a cambiar Washington?", dijo con una carcajada. "¡Vamos, vosotros sois más listos que eso! Sois vosotros los que con vuestro voto podéis traer a este país el cambio que necesita. Viene un nuevo día, el sol está en camino", prometió.

"Mac is back"

No obstante, el senador por Arizona decidió combatir su desventaja en los sondeos con el lema "Mac is back" ("McCain ha vuelto"), para anunciar que las previsiones para la votación de hoy darán un vuelco y él se erigirá como el próximo presidente de EE UU.

El aspirante republicano, tras atacar a Obama cuestionando su supuesta falta de patriotismo, manifestó en Pensilvania que "he participado en muchas campañas y sé cuándo llega un momento clave. Vamos a ganar esta elección", azuzó McCain. "Lo siento, lo sé", sentenció.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Pero quién es ése que esta siempre al lado de Michelle ObamaTasio Orreaga

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra