Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MÚSICA | FERNANDO PÉREZ OLLO

La meditación de Strauss sobre el fin de un mundo

Actualizada Martes, 4 de noviembre de 2008 - 04:00 h.

M ETAMORFOSIS, como título musical, suena sinónimo de variaciones. Por variación se entiende la transformación de un elemento, no sólo la melodía, presentado de forma diversa, pero siempre reconocible. Un procedimiento, pues, compositivo, presente en todas las épocas -basta repasar el Liber Usualis gregoriano- y géneros, como juego ornamental o estructura de una obra.

Pero el título de Strauss -plural en origen: Metamorphosen- anuncia sólo un "estudio para veintitrés instrumentos solistas de cuerda", según la segunda línea de la partitura. En Metamorphosen no hay variaciones, sino una polifonía compleja y movediza, que prueba una grandísima habilidad técnica en el libre tratamiento temático. Y más allá de las circunstancias -Strauss escribió Metamorphosen en primavera de 1945, hundido por el cataclismo de la guerra-, esta música es una larga y densa meditación sobre el final de una cultura y una forma de vida, lo mismo que Zweig había hecho en "El mundo de ayer". Tardue expuso esa meditación, neta en la textura de las veintitrés líneas solistas -que no son cinco cuartetos más tres contrabajos-, con buen pulso y serena gravedad, alejada de las tensiones y estallidos de los poemas sinfónicos del Strauss primero y también del desgarro interior.

¿Puede deparar todavía al aficionado alguna novedad la Quinta de Beethoven, símbolo tópico de la música eterna incluso para quienes nunca la oyen ni siquiera saben en qué consiste una sinfonía? Tardue demostró que sí. Ajustó los tempi, que liberó de lentitud, y los volúmenes y cuidó la energía de esta obra fundamental -aunque no más que, por ejemplo, la Tercera-, y aplicó reguladores casi siempre oportunos sin atorar la fluidez. Una versión firme, personal y plausible.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra