Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

La industria europea del motor, al ralentí

Los principales fabricantes europeos denuncian que los bancos ni les dan créditos a ellos ni a sus clientes

Actualizada Lunes, 3 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • EFE/DPA. FRÁNCFORT/BRUSELAS

LA crisis del sector de la automoción no es exclusiva de España sino que se extiende por todo el continente hasta los países del Este. Incluso las factorías de Alemania han anunciado paros para ajustar la producción al descenso de demanda. En este panorama, los principales fabricantes presionan a las autoridades europeas para obtener préstamos blandos por valor de 40.000 millones de euros.

Sin embargo, las instituciones europeas no muestran con la industria del motor el mismo entusiasmo que con el sector financiero y sus necesidades de inyecciones de dinero público. El presidente de la Comisión, Manuel Durao Barroso, se opone a subvencionar a sectores específicos. Sin embargo, el comisario europeo de Industria, Gunter Verheugen, considera que el automóvil es un sector estratégico y considera que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) debe conceder a las industrias el préstamo de 40.000 millones de euros.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, preocupado por las dificultades de los fabricantes galos, también apoya un plan de rescate para el sector y recuerda que Estados Unidos ha puesto a disposición de sus fabricantes 25.000 millones de dólares para el desarrollo de vehículos ecológicos.

Las emisiones de CO2

Daimler, Opel, BMW, entre otros, han anunciado paros técnicos en algunas plantas de producción alemana ante la fuerte caída de la demanda mundial, especialmente en los países emergentes en América Latina, Asia y este de Europa.

Incluso el fabricante rumano Dacia va a suspender por cuatro días su producción en su factoría de Pitesti Mioveni a causa de la crisis de ventas.

En el caso de Daimler, catorce cadenas de montaje en Alemania estarán cerradas durante cuatro semanas. Eso significa un mes de vacaciones para los 150.000 trabajadores de Daimler y 45.000 coches menos.

La crisis tiene su caja de resonancia en la industrias auxiliares. Solo en Alemania se teme la pérdida de 50.000 empleos y la quiebra del 20% de las empresas de componentes.

Los máximos ejecutivos de las automotrices europeas mantuvieron esta semana una reunión con representantes de la Unión Europea en Bruselas para analizar, junto a Verheugen, las alternativas para superar la desaceleración económica y la abrupta caída en la venta de vehículos.

A la reunión asistieron el presidente de la Asociación de Comerciantes Europeos de Automóviles (ACEA), Christian Streiff, y Dieter Zetsche (Daimler); Sergio Marchionne (Fiat); Carl-Peter Forster (Opel) y Leif Johansson (Volvo). Streiff es también presidente de Peugeot Citroën.

Verheugen consideró que el Banco Europeo de Inversiones debería ofrecer créditos a una tasa favorable. "Para eso está". La decisión definitiva está en manos de los propietarios del BEI, que son los 27 países socios de la UE, señaló el comisario. La industria automotriz necesita "un marco de condiciones claro y previsible", reclamó el alemán.

Sin embargo, sectores ecologistas criticaron que los contribuyentes europeos deban salir al rescate de los fabricantes, a los que acusaron de "irresponsabilidad e inacción".

El presidente de la ACEA, Streiff, exigió en vista de la crisis financiera un "apoyo proporcionado y temporal". Según el titular de Peugeot Citroën, "tenemos que decir que nuestra competitividad ha llegado a su límite".

"Los bancos ya no nos proveen de crédito y tampoco a nuestros clientes, por lo que las ventas siguen cayendo", explicó.

Además de defender la concesión de créditos para que las automotrices europeas desarrollen vehículos menos contaminantes -"no se trata de un subsidio cualquiera", subrayó-, Verheugen criticó las sanciones que la UE analiza aplicar a los productores como parte de su paquete contra el cambio climático.

La UE planea cerrar su paquete de medidas contra el cambio climático en diciembre con una reducción del 20% en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) hasta el año 2020. Los modelos nuevos de automóviles deberán reducir sus emisiones de CO2 a 120 gramos por kilómetro.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra