Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LA CONTRACRÓNICA | TOÑO SANZ

Lluvia de bandadas de palabras

Una mente y un aparato fonador son una combinación muy potente. Un mismo individuo puede hacer dos cosas a la vez: pensar y hablar. El técnico murciano puede aferrarse al docto dicho que suele cerrar muchos congresos médicos: "Terapia lograda, paciente muerto".

Actualizada Lunes, 3 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • DEPORTES@DIARIODENAVARRA.ES

I MÁGENES cedidas por GolTV nos permitieron ver a Tamudo más solo que la una tirando un penalti a la basura, a un grupito de jugadores retirándose al vestuario para tomarse el carajillo del descanso, el gol de Tamudo rodeado de defensas rojillos y poco más. El resto tuvimos que intentar recomponerlo por vía auditiva, tarea prácticamente inalcanzable para nuestra cortas capacidades.

IMÁGENES cedidas por GolTV nos permitieron ver a Tamudo más solo que la una tirando un penalti a la basura, a un grupito de jugadores retirándose al vestuario para tomarse el carajillo del descanso, el gol de Tamudo rodeado de defensas rojillos y poco más. El resto tuvimos que intentar recomponerlo por vía auditiva, tarea prácticamente inalcanzable para nuestra cortas capacidades. Según los científicos, nuestra percepción estrecha mucho la realidad que nos rodea: no vemos lo demasiado pequeño, ni lo demasiado rápido, ni lo demasiado grande, ni lo demasiado complejo; vemos pocos colores, oímos pocas notas, olemos poco y a muy corta distancia. Del partido de ayer sólo pudimos oír unas cuantas notas cantadas con tanto entusiasmo como desconocimiento de la partitura. La ciencia asevera que una mente y un aparato fonador son una combinación muy potente que faculta a un mismo individuo para hacer dos cosas a la vez: pensar y hablar. Es un aserto tan probado sobre el papel como improbable a pie de ondas hertzianas y prácticamente imposible cuando lo que se retransmite es un partido de fútbol, un evento deportivo que, como tal, contagia la primacía del músculo y la lengua acaba siendo mucho más veloz que el cerebro y se somete al oyente a una lluvia de palabras agrupadas en bandadas de frases hechas, latiguillos y lugares comunes (propaganda comercial al margen). Vamos, que el fútbol entra mejor por los ojos, aunque tras la mayoría de los partidos haya que ir al oculista.

Por lo poco visto y lo mucho oído, parece ser que no nos perdimos gran cosa. Tamudo, único superviviente de la era Camacho en el Espanyol, celebró el reencuentro marcando el único gol del encuentro y al técnico murciano sólo le cabe aferrarse al docto dicho que suele cerrar muchos congresos médicos: "Terapia lograda, paciente muerto". Consejo final: cuando uno no sabe qué hacer, debe nombrar una comisión, que decide siempre que no hay nada que hacer.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra