Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OÉ, OÉ, OÉ

Hacia el Polo Sur, sin límites

El pamplonés Ignacio Oficialdegui tomará parte en una expedición para llegar al punto más meridional del Planeta y podría convertirse en el primer navarro en alcanzar ambos polos. En ella, además, compartirá desde finales del próximo diciembre una pionera expedición junto a tres deportistas con discapacidades físicas

Actualizada Lunes, 3 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • J.J. IMBULUZQUETA . PAMPLONA

SABE ya el sufrimiento, los nervios, el cansancio, el riesgo, la tensión, el dolor y, sobre todo, el frío que hay que sufrir para poder llegar al Polo Norte geográfico. Lo hizo en abril de 2004.

También ha sido una de las tres primeras personas que logró pasar por el Polo Sur de la inaccesibilidad -el punto físico más inaccesible de la corteza terrestre-, protagonizando a finales de 2005 y principios de 2006 un auténtico hito en el polarismo mundial con su expedición Transantártica en total autonomía. Y, ahora, el navarro Ignacio Oficialdegui López (Pamplona, 28 de marzo de 1967) busca añadir un nuevo capítulo a esos logros.

De hecho, el próximo diciembre partirá hacia la Antartida para afrontar otro reto: quiere convertirse en el primer navarro en alcanzar el Polo Sur geográfico en total autonomía (sin avituallamiento o ayuda exterior una vez que tomen la salida) y, de paso -y junto a su compañero Ramón Larramendi-, convertirse en los primeros hombres en haber alcanzado esos tres inhóspitos puntos geográficos.

Pero la expedición en la que participará el navarro es algo más que un reto puramente deportivo. Esta vez el viaje tiene una característica que rompe con los convencionalismos en el mundo de la exploración polar. La experiencia que van a vivir tiene como objetivo primordial servir de ejemplo a las personas con discapacidades físicas. Por ello, tres de los cinco componentes del equipo -y los verdaderosprotagonistas del mismo (Oficialdegui y Larramendi parten como guías)- son personas afectados por distintas discapacidades: Jesús Noriega (ausencia de una mano), Eric Villalón (deficiencia visual y Xavier Valbuena (con una amputación femoral).

"El protagonismo de esta expedición lo tienen, sobre todo, ellos. A mí me invitó Ramón Larramendi cuando este proyecto se puso en marcha porque necesitaba alguién con experiencia que le acompañase", asegura Oficialdegui, antes de añadir: "Llevan ya muchos meses preparándose y tengo mucha confianza en ellos, lo van a hacer bien aunque seguro que ellos, ahora y con el reto que se les viene por delante, seguro que están nerviosos y con muchísimas dudas".

Después de dos años sin hacer ninguna actividad de este tipo -"aunque disfruto y no he dejado de hacer en este tiempo alpinismo y carreras de montaña"-, el pamplonés reconoce estar muy ilusionado con este reto. "Para hacer una expedición de este nivel, con tanto tiempo fuera de casa y en un lugar como ése, hay que estar muy motivado. Y lo cierto es que estoy con muchas ganas. Llevaba ya un tiempo en el que me apetecía volver a hacer algo así ".

El grupo, por el momento, se trasladará a Groelandia en los próximos días para poder entrenar y ensayar las condiciones de frío que se van a encontrar en la Antártida. "Una vez allí no hay lugar para los fallos. Hay que preparse y tener todos los procedimientos bien asimilados. En cuando bajas del helicóptero ves que aquello va en serio. Con temperaturas de -20, -25 o -30 y un viento gélido y constante, no puedes descuidarte lo más mínimo. Eso es ya de por sí agotador. Ese frío es lo que más respeto me impone antes de partir", asegura Oficialdegui, biólogo y trabajador en Acciona, y quien reconoce que en España "hay cultura del alpinismo, suenan los nombres de los ochomiles, de los alpinistas punteros, de algunos pioneros... pero no de polarismo".

A partir del 4 de enero próximo, tras cinco días de viaje desde España a la base Patriot Hills (situada en la Antártida, a 80 grados de latitud sur y cerca del macizo Vinson), al grupo le espera un recorrido de más de 250 kilómetros por el continente helado y cuatro semanas en las que tendrán que superar condiciones ambientales extremas.

El objetivo: llegar sin novedades, a finales de mes, a la base norteamericana Amundsen-Scott (construida en 1956) y a los escasos cien metros que la separan del Polo Sur.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra