Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
RAMÓN IRIGOYEN

Triunfa "Sweeney Todd"

Actualizada Lunes, 3 de noviembre de 2008 - 04:00 h.

T RIUNFA en el Teatro Español Sweeney Todd. El barbero diabólico de la calle Fleet, el thriller musical de Stephen Sondheim, un genio neoyorquino. Sondheim, entre un sinfín de premios, ha sido galardonado con un Oscar. Con decir que Stephen Sondheim debutó en su oficio como responsable, a finales de los cincuenta, de las letras de los musicales West side Storyy Gipsy, está dicho todo.

West side story es mi película musical favorita de todos los tiempos

El éxito de Sweeney Todd, el día del reciente estreno, fue rotundo. Los fervientes aplausos del público, en varios momentos de la obra, y los "bravo" - "los ¡bravo!, inapreciables por difíciles", dice Cavafis en su poema La satrapía-, al final de la obra, demostraron que el público había entrado en éxtasis. Los magníficos actores - Vicky Peña, Joan Crosas, Pedro de los Ríos y unos cuantos innombrables por falta de espacio - y el director de Sweeney Todd, Mario Gas, también entraron en trance. Tras recoger los aplausos, como si estuviéramos en un concierto de rock, ofrecieron un bis. En ese sublime momento, me rendí plenamente y noté que dos o tres lagrimillas delataban mi emoción. Por tanto, perdía mi condición de soldadito español en la reserva, que necesariamente debe ser un hombre inmune a las lágrimas para poder servir, en una eventualidad, a la patria.

Eso pensé en ese momento por tener, aquel día del estreno, tan cercano el desfile militar del Día de la Fiesta Nacional, que un año más alegró el paseo madrileño de la Castellana con un espectacular desfile y al que tanto sentí no poder asistir. ¿Qué me ocurrió?: un maldito secuestro muy similar al que sufrió el carmelita descalzo san Juan de la Cruz cuando, en 1577, fue raptado, encarcelado en Toledo y físicamente torturado por los carmelitos calzados. Una siniestra bruja de Zugarramurdi me retuvo, ese día, atado a una farola de la madrileña calle Alcalá, en la esquina con Jorge Juan, desde las nueve de la mañana hasta las tres de la tarde. Y, así como, con humildad, debo reconocer que el cielo me ha dotado poco para escuchar baladas, en cambio, me ha compensado esa carencia dotándome para disfrutar con las maravillosas marchas militares que hacen aflorar en mí el racial "A por ellos". Por eso, sobre todo, siento no haber asistido al desfile: porque me perdí las marchas. El "coñazo" de Rajoy, referido, en un mal día, a su nulo deseo de asistencia al desfile militar, me decepcionó, sobre todo, porque revela que este gran político del PP carece de la menor sensibilidad musical para apreciar la refinada y testosterónica música de las marchas militares. Sólo un estamento social como nuestro Ejército es capaz de aunar, sin que suene a aparente contradicción, refinamiento musical y testosterona . Y ahora, además, el Ejército suma estrógenos, dado que hay un alto índice de mujeres que sirven en las Fuerzas Armadas y es también mujer la ministra de Defensa, Carme Chacó.

La historia del barbero Sweeney Todd, un asesino en serie, contada en el musical con feroz humor, tiene su probable origen en una leyenda popular británica. Este personaje apareció por primera vez, en 1846, en el cuento titulado La cuerda de las perlas. Historia de amor. Era un folletín de narraciones macabras publicado por el diario The People"s. Su supuesto autor fue Thomas Prest. Stephen Sondheim estrenó Sweeney Todd en 1979. Mario Gas estrenó Sweeney Todd en catalán en 1995. La obra obtuvo 13 premios. En 1997 Mario Gas estrenó Sweeney Todd en castellano en los teatros Apolo de Barcelona y Albéniz de Madrid. La obra obtuvo cuatro premios Max.

Sweeney Todd es uno de los grandes espectáculos que nos ofrece en Madrid el Festival de Otoño. Entre las muchas joyas que ofrece el Festival, destaca La segunda sorpresa del amor, de Marivaux, un genio del teatro del siglo XVIII francés. En la edición y excelente traducción de Las falsas confidencias (Cátedra), de Marivaux, la directora teatral Natalia Menéndez ha escrito un extraordinario estudio de cien páginas dedicado a este autor al que los franceses colocan, sólo tras Molière, en el segundo puesto de la lista de sus dramaturgos.

Sweeney Todd es un éxito cantado. Es un éxito cantado porque, claro, es un musical y porque, además, hasta un niño de cinco años se daría cuenta de su enorme calidad.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra