Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

Halloween alejó los fantasmas

Osasuna Promesas volvió a ganar en casa seis meses después

Actualizada Domingo, 2 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • ÍÑIGO GONZÁLEZ . PAMPLONA

En la fiesta americana del miedo no todo son sustos. El Halloween 2008, o Todos los Santos como se celebra en España, se recordará en Osasuna como el día que se alejaron los fantasmas a domicilio. No en vano, el filial rojillo logró ayer vencer al Terrassa y acabar con la maldición que le perseguía en Pamplona desde el pasado 26 de abril. Y lo gracioso, es que casi ni lo mereció.

El Terrassa es un equipo valiente, y eso lo demostró el técnico Sergio Lobera con una esquema de juego ultraofensivo. Con tres hombres en punta, y Boniquet haciendo las labores de enganche, el conjunto catalán pronto llegó con peligro al área rojilla. Así, para la primera media hora los visitantes ya habían marcado dos goles por mediación de Curto (ayer el mejor del partido) que el árbitro anuló por fuera de juego uno y por falta sobre Manu otro.

El Promesas, agazapado, no terminaba de echar el balón al suelo y sus extremos apenas tocaban balones en las bandas, todo lo contrario de lo visto hace dos semanas ante el Ibiza. De hecho, sólo Txopi fue capaz de lanzar hacia la portería contraria en toda la primera mitad. Y lo hizo tremendamente desviado.

Con este panorama, lo mejor que le pudo pasar al filial rojillo fue que terminaran estos cuarentaycinco minutos con el empate a cero. Y eso que el Terrassa volvió a rozar el gol en un disparo a placer de Céspedes desde la frontal que se fue rozando el larguero.

No terminó de despertar el Promesas tras el descanso y pese a que estiró sus líneas las ocasiones no acababan de llegar. Annunziata lo intentó en una internada por banda pero su fuerte disparo se fue al lateral de la red.

Estaba claro que el partido se iba a decidir por una acción puntual y esta, por fin, se decantó del lado navarro. El recién salido Guaya, con un medido centro de falta, colocó el balón sobre la cabeza de Molo para que éste cabeceara a la red el 1-0. Osasuna sumaba tres puntos en casa seis meses después. La pena es que no le sirven de momento para salir de los puestos de descenso.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra