Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

El centro de Estella, un mercado de flores

Por las calles del centro se colocaron muchos de los habituales que ofrecen su género año a año

Actualizada Viernes, 31 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • M. MARTÍNEZ DE EULATE/M.P.G. . ESTELLA/SAN ADRIÁN

A los habituales puestos de ropa y alimentación del jueves se sumaron ayer otros, más ocasionales, que convirtieron las calles del centro de Estella en un improvisado mercado de flores al aire libre. Blancas o amarillas, pero, la mayoría de ellas, crisantemos, la variedad que sigue siendo la estrella cuando se acerca la festividad de Todos Los Santos.

A pie de calle, las caras de siempre en su papel de vendedores, una tradición para muchos heredada de generación en generación. Es el caso de la vecina de Estella Ana Pastor, que lleva treinta años abriendo una bajera de la calle Ruiz de Alda por estas fechas. Su padre hizo lo mismo durante años y a él le debe también los clientes que ahora confían en ella. "Los descendientes de quienes le compraban a mi padre, vienen ahora aquí", confirmó.

La vecina de Estella ha dado salida esta semana a más de ochenta pedidos, a los que hay que sumar los centros y ramos que vende en este garaje los dos días anteriores al 1 de noviembre. "Es una festividad muy tradicional y nunca fallan las ventas". Su marido es quien se ocupa del cultivo de las flores. "Él las cuida y no quiere que nos inmiscuyamos nadie más. Todo lo que plantamos es crisantemo porque es la flor de siempre y la que la gente más demanda en estas ocasiones", afirmó Ana Pastor.

20 años en el mismo lugar

En dos extremos de la avenida Baja Navarra, también, dos de los habituales. José Luis Martínez, vecino de Estella, lleva cerca de dos décadas colocándose en el mismo punto. Ayer también ordenó allí sus centros, en torno a una treintena, a pesar de la lluvia. "La tradición es la tradición", aseguró. Este vecino de Estella cultiva crisantemos en una huerta de la ciudad del Ega y lleva desde abril muy atento a todo el proceso de crecimiento, una labor que le está pesando ya un poco. "Ahora cada vez me cuesta más realizar estas labores porque toca mal tiempo y es algo esclavo".

José Luis Martínez aseguró que, a pesar de la crisis, las ventas de flores para este día no bajan y la mayoría se decanta por el crisantemo. "Es la que más aguanta, pero si llueve se aplasta como todas", comentó.

Salvo cuando las heladas han echado por tierra su producción, Andrés Crespo Iriarte, ha sido uno de los fijos a pie de calle. A sus 61 años, conserva la huerta en la que sus padres cultivaban las flores. Para él es un hobby y le gusta la idea de seguir manteniendo la tradición familiar. "Ellos vendieron durante años y desde hace algún tiempo me pongo yo también en este punto. Hoy estaré algo más de dos horas. Yo tengo crisantemo del más sencillo y vendo un ramo a cinco euros", explicó el vecino de Estella.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra