Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TERRORISMO

La explosión deja 20 coches calcinados y más de 80 con daños de importancia

Los propietarios pasaron por la tarde a examinar sus vehículos y conocer cómo habían quedado

Actualizada Viernes, 31 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • DN . PAMPLONA

Más de un centenar de personas se arremolinaban ayer por la tarde en torno a una furgoneta de atestados de la Policía Municipal junto a la explanada de bibliotecas de la Universidad de Navarra. Uno por uno, los propietarios fueron avisados por los agentes para que pasaran por la zona para revisar el estado de sus vehículos. Unos pudieron llevarse su coche con algún signo de la explosión. Pero otros, la gran mayoría, tuvieron que avisar a la grúa para que recogiera su vehículo.

Más de 20 coches quedaron completamente calcinados, especialmente los aparcados en el entorno del coche bomba, donde se produjo un intenso fuego. Tres vehículos totalmente irreconocibles fueron retirados literalmente a trozos y tuvieron que ser identificados gracias al número de bastidor. Otros 100 vehículos, según cálculos aproximados efectuados por la Policía Municipal, sufrieron algún daño. Todas las grúas disponibles por el cuerpo municipal se ocuparon de mover los coches desde el lugar del atentado hasta la explanada de bibliotecas, mientras los agentes tomaron imágenes para elaborar un informe particular de cada vehículo. La mayoría presentaba los cristales rotos, parte de la chapa dañada por piezas de los coches que habían saltado por los aires o estaban ennegrecidos por le humo del fuego.

María Mediavilla Castillo, que trabaja en Rectorado, dejó su Opel Corsa aparcado sobre las 8.30 de la mañana. Ayer por la tarde confirmó que estaba "destrozado", sin cristales, la chapa levantada y más daños en el techo. Jesús Andueza buscaba por la zona el coche de su hija Maite, que también lo había dejado en la zona del atentado. "No sabemos cómo estará", comentaba mientras señalaba los restos de un parachoques que presumía podría tratarse del coche de su hija. El profesor de Arte José Javier Azanza López, que justo comenzaba una lección sobre el Renacimiento en el momento de la explosión, pudo llevarse su coche a casa. Magdalena Urtiaga Arrarás, de 37 años, y trabajadora de Alumni (antiguos alumnos) explicaba que la ventana de su coche había reventado. "Posiblemente esté quemado por dentro", aseguró sobre su Renault Scenic que sólo tenía dos años.

Gran parte de los vehículos quedaron ayer a la espera de que hoy puedan ser retirados definitivamente por las grúas. Cada propietario deberá dar parte ahora a su seguro.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra