Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TERRORISMO

El Parlamento foral condenó el atentado y siguió con el pleno

"¿Has llegado ya? ¿Sin víctimas? ¿Estás seguro? ¿Entre el Central y la Biblioteca?", preguntó Sanz a Caballero

Actualizada Viernes, 31 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • NATALIA AYARRA . PAMPLONA

El Parlamento de Navarra, que ayer celebraba un pleno ordinario, suspendió la sesión para aprobar una condena del atentado contra la Universidad de Navarra y manifestar su solidaridad con toda la comunidad universitaria, para reanudar después el pleno.

Pasaban algunos minutos de las once de la mañana. Los parlamentarios y los miembros del Gobierno seguían el desarrollo del pleno del Parlamento desde sus escaños. La consejera de Administración Local, Amelia Salanueva, recibió un aviso en su móvil y avisó al presidente, Miguel Sanz. La noticia corrió como la pólvora entre los parlamentarios. Muchos abandonaron el salón de plenos y salieron al atrio en busca de más información.

El consejero de Interior, Javier Caballero, salió hacia la Universidad. Quedó en informar al presidente. Lo único que estaba confirmado es que un coche bomba había explotado en el campus. Nadie estaba en disposición de aclarar si se habían producido o no víctimas mortales.

Al portavoz del PSN, Roberto Jiménez, le avisó su compañero Javier Monzón. Jiménez pasó el aviso a la presidenta de la Cámara, Elena Torres, que inmediatamente dio instrucciones a los servicios del Parlamento para suspender la sesión en cuanto se confirmase que la explosión era un atentado de ETA y para convocar de urgencia la Mesa y Junta de portavoces.

La consejera de Salud, María Kutz, dio instrucciones telefónicas para que los hospitales se preparasen para recibir heridos. Las primeras informaciones de las que dispuso hablaban sólo de heridos leves. El presidente Sanz llamó a Caballero: "¿Has llegado ya? ¿Sin víctimas? ¿Estás seguro? ¿Entre el Central y la Biblioteca?", se le oyó preguntar.

Las noticias que se iban recibiendo en el atrio del Parlamento eran confusas y contradictorias. Sanz decidió que no esperaba más. "Me marcho". Y se dirigió hacia la Universidad.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra