Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Félix Sanz Zabalza publica con "Un día de otoño" su primera novela

Es profesor jubilado de Filosofía y presidente de la Asociación de Almadieros de Navarra

Actualizada Jueves, 30 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • G. U . PAMPLONA

Félix Sanz Zabalza, 70 años, roncalés de Burgui de casa Larrambe, familia de maderistas, ex profesor de Filosofía en el Instituto Navarro Villoslada de Pamplona y presidente de la Asociación de Almadieros, acaba de dar el paso de engrosar la nómina corta de novelistas navarros con la publicación de "Un día de otoño".

Es el quinto de sus libros en ver la luz editorial, con financiación a cargo del bolsillo propio -como los anteriores-, pero que esta vez se deja llevar por el placer personal de dedicarse al puro gusto literario con la ficción. Monta una trama alejada de la historia, el costumbrismo y vocabulario roncaleses, andamiajes de anteriores trabajos.

Tras algunos poemas publicados en "Río Arga" y sus "Viejos y nuevos relatos", narraciones cortas que mezclan experiencias docentes y retales curiosos en su estudio de documentos históricos, puede decirse que "Un día de otoño" constituye la confirmación literaria de Félix Sanz Zabalza.

La acción de la novela transcurre a lo largo de 24 horas y sus protagonistas son un matrimonio jubilado -Faustino y Maribel-, inmerso en el acontecer de lo cotidiano, donde afloran sentimientos, asuntos y opiniones que vienen de antiguo a lo largo de 184 páginas, prologadas por la pedagoga Olga Sanz Iraola. Personajes y vivencias comunes, que a todos nos son cercanas, en un escenario urbano indeterminado pero a la vez familiar. Ocurre un 15 de octubre, festividad de Santa Teresa, en la estación otoñal y con la perspectiva de transitar por el otoño de la vida.

A la quinta, la novela

La novela hija de la experiencia literaria tras haber tocado antes otras teclas. El primer libro de Félix Sanz vio la luz en 1995. "Maderistas y almadieros de Roncal" recogía el estilo de vida de aquellas cuadrillas que con la astral ("hacha" en el habla roncalesa) se echaban al monte a tumbar pinos y convertirlos en almadías. Riqueza terminológica y preservación de un modo de vida que ya es historia son valores importantes de su primer trabajo.

El gusto por las notas diferenciadoras del habla local le llevó a publicar en 2000 su "Viejos usos y palabras de Burgui", un glosario amplísimo en el que sigue trabajando. La historia de su pueblo natal, tras un montón de horas invertido en el Archivo de Protocolos Notariales, tiene expresión en "Burgui, un pueblo con historia" (2001). Exhaustivo. Si alguien pudiera pensar que un pueblo pequeño perdido en la Montaña ha sido siempre un lugar apacible hasta el aburrimiento, pues mejor que repase las 318 páginas. Desde la batalla de Ollate contra el moro o la vinculación de Burgui durante una década a la corona de Aragón, hasta la toma por los franco-navarros comandados por La Palice en octubre de 1512 o el incendio del pueblo por el francés Plicque en agosto de 1809, Félix Sanz recorre con detenimiento todos los avatares. Incluso ha podido recopilar datos sobre el monasterio de Urdaspal, luego señorío de Burdaspal, o la vida de el Padre Tomás de Burgui.

Como presidente de la Asociación de Almadieros junto con el resto de sus miembros, además de lo relativo a organizar la multitudinaria jornada del Día de la Almadía, sigue adelante con nuevas inciativas para consolidar la denominación de Burgui como "Pueblo de los oficios". A la almadía de muestra junto al puente, o su Museo en la casa de la Villa -1.500 visitas anuales-, se han unido estos años la reconstrucción de la Nivera y las reproducciones de la Calera, Carbonera y Horno de pan. Ahora el proyecto se llama Tedera y es que de las teas de los pinos obtenían resina.

Esperemos que busque algo de tiempo para terminar de husmear legajos en el Archivo de Navarra. Centrado en el periodo 1600-1800 su próximo libro seguirá la línea que en su día marcó Florencio Idoate. Viejas historias roncalesas que volverán a salir a la luz rescatadas por su pluma paciente y esmerada.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra