Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

La quinta bodega en San Martín de Unx, en casa

Un matrimonio ha comprado 21 parcelas de viñas para comercializar vino en el extranjero

Actualizada Martes, 28 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • MARTA OLCOZ . SAN MARTÍN DE UNX

San Martín de Unx cuenta sólo con 452 habitantes. En sus 50 km de extensión se ubican 5 bodegas. La quinta, Lupier, acaba de "nacer". Al contrario que en las otras cuatro y que en el resto de Navarra, el vino de Lupier se elaborará en la propia casa de sus dueños. "Es algo inusual en la comunidad. Hicieron otra en Lezáun, pero se convirtió en restaurante", explica el dueño, Enrique Basarte Gutiérrez.

Además de una marca de vino, se trata del "proyecto de vida" que han escogido Elisa Úcar Muruzábal, de 35 años, economista y que cuenta con el MBA (Master in Business Administration ); y Basarte Ingeniero Agrónomo, de 35 años. Ambos han trabajado para el sector vinícola durante los últimos 10 años en distintas bodegas navarras. Además, Úcar es especialista en el terreno internacional. Tras un amplio estudio, su principal objetivo ha sido rescatar la garnacha en Navarra ya que "es una joya".

No aspiran a producciones grandes. Prefieren obtener 50.000 litros anuales para entrar en un nicho de gama alta y dedicarse, sobre todo, a la exportación en el extranjero.

Compraron durante 2 años 21 parcelas (19 en San Martín de Unx y 2 en Olite). Son viñas viejas con rendimiento bajo pero en ellas la garnacha expresa toda su esencia.

"Familia numerosa"

Este matrimonio pamplonés, "amante de la naturaleza", recordará siempre con cariño el 22 de septiembre. Esa fecha corresponde con la primera vendimia que la bodega Lupier realizó y el primer día que se puso en marcha la primera parte de la maquinaria (hasta llegar a las barricas) de la bodega.

"Se cogieron las uvas de la finca que precisamente se llama Lupier (la pareja eligió este nombre por la finca y porque era sencillo). Y se pasó al depósito número tres", recordó Úcar. En las catas que constantemente hacen para ver cómo evoluciona el vino, Basarte lo describe de la siguiente forma: "Es elegante, fino y con personalidad. Se ve que es fruta negra y recuerda a la zarzamora. Te llena la boca porque tienen un tanino muy fino".

Aseguran que quieren cuidar a sus vinos como si fueran sus hijos. "Fuimos padres hace 14 meses. Estamos encantados con nuestra hija Iris pero los vinos también los sentimos parte nuestra", confiesa la economista. Algo de razón tienen. La bodega se encuentra en la bajera y los dos semisótanos de su casa por lo que Lupier se crece y se cría desde el hogar.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra