Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Sanas delicias de pescado

La ingesta de pescados cuya espina también se come, como sardinas o anchoas enlatadas, es una fuente de calcio que se acumula en el esqueleto de los animales

Actualizada Lunes, 27 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • NOELIA GORBEA . PAMPLONA

LAS espinas son uno de los mayores obstáculos que las madres deben superar para que los niños coman pescado sin las quejas habituales. Los expertos aseguran que "estos alimentos presentan una composición parecida a la de la carne".

El valor nutritivo y energético difiere según la especie. Incluso dentro de la misma varía en función de diversos factores, como la estación del año y la época en que se captura, la edad de la pieza, las condiciones del medio en el que vive y el tipo de alimentación. Además, el consumo de pescado, y en concreto de pescado azul, puede mejorar los síntomas de algunas enfermedades y contribuir a la prevención de otras, entre las que destacan las cardiovasculares. "A pesar de la crisis, la gente sigue comprando pesado, aunque los lunes sí se nota el descenso de clientes. De cualquier manera, es un alimento básico para una dieta equilibrada", explica Anabel Jiménez, vendedora en un supermercado.

La grasa es el nutriente más abundante en los pescados azules como atún o sardinas y, por tanto, son más energéticos (hasta 120-200 Kcal por cada 100 gramos), casi el doble que los pescados blancos y los mariscos (70-90 Kcal por cada100 gramos). Así, un pescado blanco (por ejemplo, la merluza) puede aportar la misma energía que un pescado azul (por ejemplo, las sardinas), si se consume rebozado.

Respecto a las vitaminas, el pescado contiene algunas del grupo B como B1, B2, B3 y B12, y otras liposolubles, entre las que destacan la vitamina A, D y, en menor proporción, E, presentes en el hígado de los pescados blancos y en la carne de los azules. Las vitaminas A y E constituyen un factor protector frente a ciertas enfermedades degenerativas, cardiovasculares y al cáncer. Por su parte, la vitamina D actúa en el intestino favoreciendo la absorción de calcio y fosfato.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Ojala los niños leyeran esto.Una madre deseperada

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra