Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Reproducciones en piedra de Estella en la casa de cultura

Dionisio Sánchez Fernández y Domingo Llauró Campos exponen de forma conjunta en la sala Yolao

Actualizada Domingo, 26 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • JOSÉ DE ASTERÍA . ESTELLA

La sala Yolao de la casa de cultura Fray Diego de Estella se ha convertido estos días en un maqueta a escala de la ciudad del Ega gracias a la exposición de Dionisio Sánchez Fernández, que reproduce en piedra el patrimonio urbano más importante de la localidad junto a su barrio monumental con entrada desde Fray Diego.

Una muestra que se completa con la obra de Domingo Llauró Campos, que lleva hasta el centro cultural 23 trabajos labrados a cincel con detalles de la arquitectura local, como la columna de tres serpientes de la parroquia de San Pedro de La Rúa, o la portada de la iglesia de San Miguel. La exposición, que permanecerá abierta hasta el próximo 16 de noviembre, se puede visitar de martes a sábados de 18.30 a 20.30 horas y las mañanas de los sábados, domingos y festivos de 12 a 14 horas. Lunes cerrado.

Al detalle

En ambos trabajos destaca cómo los autores han reproducido al detalle el patrimonio estellés. Dionisio Sánchez, en su recreación del barrio monumental, hace un recorrido por la plaza San Martín con su fuente de los cuatro chorros, el palacio de los Reyes de Navarra (actual Museo Gustavo de Maeztu), el antiguo juzgado (hoy oficinas de la Orve), y el edificio judicial. Un conjunto que, como en la realidad, preside con su alta torre la parroquia de San Pedro de la Rúa, en la que tampoco podía faltar su característica escalera. Dionisio Sánchez también expone su miniatura de la estación de autobuses, el antiguo quiosco de la plaza de Los Fueros y la fuente de la plaza Santiago, entre otras piezas.

Por su parte, Domingo Llauró ofrece por primera vez al público su trabajo como escultor en lugar de las fotografías de la ciudad que han protagonizado otras muestras. Una afición que comenzó en 1993 tras apuntarse a un cursillo. "Me interesaba aprender a tratar la piedra porque con la madera ya había hecho algo de joven", comenta. En su exposición, también aparecen rosetones góticos, un monograma copia del que está en el museo donostiarra de San Telmo, cristos y ángeles antiguos, junto a un capitel del Monasterio de Irache y escudos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra