Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Vecinos de Carabanchel se concentran bajo la cúpula demolida para pedir un Centro para la Memoria

El próximo 8 de noviembre volverán a manifestarse para que los terrenos de la cárcel recuerden a los represaliados del franquismo

Actualizada Domingo, 26 de octubre de 2008 - 16:54 h.
  • AGENCIAS. Madrid

La pasada noche comenzó la demolición de la fachada y la cúpula de la cárcel de Carabanchel, que provocó que un centenar de personas accedieran hoy al interior de la prisión para, bajo lo que todavía queda en pie de la prisión, reclamar que parte del antiguo penal se mantenga para construir en él el Centro por la Memoria como homenaje a los represaliados del franquismo. Algunos de los vecinos que formaron parte de la concentración de protesta manifestaron su indignación por la demolición del histórico edificio y aseguraron que las movilizaciones continuarán. El próximo acto se celebrará el 8 de noviembre, con una gran manifestación convocada por colectivos vecinales de La Latina y Carabanchel.

Las máquinas comenzaron la demolición de la cúpula de la cárcel de Carabanchel de noche y causando un gran estruendo que hizo que muchos de los vecinos de la zona alarmaran al 112 por temor de que algo grave hubiera sucedido en el interior. Sin embargo, Instituciones Penitenciarias indicó en un comunicado que los trabajos de demolición se desarrollaban "con total normalidad y a buen ritmo". En este sentido, negaron cualquier tipo de accidente en la caída de la cúpula, a pesar de la alerta de los vecinos.

Al conocer que la cúpula era ya prácticamente escombros, un centenar de vecinos accedieron al interior de la prisión para reclamar que parte del antiguo penal, como alguna de las galerías, se mantenga para construir en su interior un Centro para la Memoria de aquellos que fueron represaliados por el franquismo. Sin embargo, los propios vecinos desalojaron de forma voluntaria las instalaciones tras permanecer casi una hora en su interior.

"Han llegado un par de policías, pero en ningún momento nos han pedido que saliéramos, hemos sido nosotros los que hemos decidido salir voluntariamente", explicó el presidente de la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto, Pedro Casas. Tras abandonar el penal, los vecinos han recogido el campamento que habían montado en el exterior desde el viernes por la tarde para protestar por las obras de demolición. Sin embargo, Casas aseguró que mientras haya algún elemento de la cárcel en pie, lo reivindicarán como espacio para el centro, "como un símbolo de la represión franquista".

Soluciones legales

Además de la protesta -hay convocado un gran acto para el próximo 8 de noviembre- los vecinos que apoyan la creación de un Centro para la Memoria, también han utilizado otros métodos, como el recurso a la vía legal, al llevar al Juzgado Contencioso Administrativo n.º22 la solicitud para impugnar la licencia otorgada por el Ayuntamiento de Madrid a Instituciones Penitenciarias para llevar a cabo el derribo.

Igualmente, han acudido a Comisiones Obreras, que demandará en Inspección de Trabajo la situación del derribo, a considerar que "no se siguen los protocolos de seguridad para demoliciones" y que parte de estos trabajos se realizan por la noche, con su consiguiente falta de iluminación y riesgo para la seguridad de los trabajadores.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra