Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Con el "crack" del 29 en los talones

La crisis del 29 trajo a EE UU doce millones de parados y la quiebra de 37.000 empresas

Actualizada Domingo, 26 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • MAR GONZALO . EFE. NUEVA YORK

WALL Street logró contener las aciagas previsiones de los analistas, que anticipaban para el viernes un chorro de pérdidas coincidiendo con el 79 aniversario del Jueves Negro de 1929. En una sesión de infarto, la Bolsa de Nueva York cerró con un descenso del 3,59%.

Pese a lo abultado de las pérdidas, los inversores respiraron con alivio al cierre del mercado, ya que el día se aventuraba mucho peor después de que estos desayunaron con la noticia de que las contrataciones de futuros -que anticipan cómo va a ser la apertura de la bolsa- habían sido suspendidas de madrugada ante sus fuertes pérdidas.

Contagiados por los dramáticos descensos que registraban los parqués asiáticos y europeos -donde el temor a una fuerte recesión se cebó con los inversores-, los mercados de futuros del Dow Jones de Industriales, el S&P 500 y el Nasdaq 100 se vieron forzados a suspender su actividad tras experimentar caídas superiores al 6%.

Quizás influyó en los inversores la superstición de que el viernes se podría repetir algo parecido a lo ocurrido el Jueves Negro de 1929, el primer día de fuertes pérdidas (del 9%) del conocido como crack del 29, al que siguieron la semana siguiente los devastadores Lunes y Martes Negros, con bajadas del 12,82% y 11,73%, respectivamente.

Crisis bursátil y real

Aquel 24 de octubre marcó el fin simbólico de los felices años 1920 y el comienzo de la Gran Depresión, ya que ese día se vendieron 12,9 millones de acciones a precios que hundieron en la miseria a numerosos inversores.

El efecto de la crisis de 1929 fue tan catastrófico para Estados Unidos que, en poco más de dos años, el paro alcanzó a doce millones de personas y quebraron más de 37.000 bancos, sociedades y empresas.

La repatriación de numerosos fondos invertidos en Europa por los bancos estadounidenses causó igualmente la ruina de muchos bancos y empresas en el Viejo Continente.

La actual crisis financiera tiene ciertos paralelismos con la del 29 que no escapan a los inversores. Antes del crack, la Bolsa de Nueva York vivió jornadas complicadas, con gran volatilidad. Sin embargo, cuando una jornada bursátil se avecinaba complicada, los grandes bancos y las principales fortunas del país salían al rescate y compraban grandes paquetes de acciones para contener los precios y dar sensación de normalidad. Los pequeños inversores recuperaban de nuevo la confianza.

El jueves negro, Wall Street hubiera perdido un tercio de su valor si no un grupo de banqueros no se hubiera gastado 30 millones de dólares en acciones.

Cuando el martes siguiente se repitió la situación, los bancos ya no tenían liquidez y no pudieron evitar el desplome.

En esta ocasión, fueron los gobiernos los que a principios de mes tuvieron que salir al rescate del sistema financiero internacional tras un viernes negro que dejó caídas de hasta el 10% en las bolsas. La medida fue efectiva, pero por poco tiempo. Esta semana, los índices bursátiles tocaron de nuevo mínimos anuales y se encuentran desfondados.

La jornada del viernes pasado fue negra, sobre todo para las bolsas asiáticas: en Tokio, el Nikkei perdió un 9,59%, debido al creciente miedo a una inminente y pronunciada recesión económica mundial, y cerró por debajo de los 8.000 puntos por primera vez desde mayo de 2003.

En Europa las principales bolsas lograron contener algo las pérdidas en las últimas horas de negociación y después de descensos cercanos al 9% hacia la media sesión terminaron con una caída media del 5%.

La Reserva Federal

Sin embargo, el Dow Jones de Industriales, el principal índice del parqué neoyorquino, finalmente cerró con una caída de 3,59%, que lo dejó en 8.378 puntos. En lo que va de año Wall Street ha bajado un 36,8%, lo que supone un comportamiento ligeramente mejor que el de otras plazas como Madrid (-44,98%), Londres (-39,86%), Fráncfort (-46,75%) y París (-43,11%).

Tras el fin de semana es previsible que la incertidumbre y la volatilidad sigan ancladas a los mercados, como llevan haciendo meses. Uno de los factores que más puede distorsionar la semana que viene podría ser la reunión que se mantenga en el seno de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos para revisar la política monetaria y, si cabe, recortar los tipos de interés desde el ya ínfimo 1,5% actual.

El pasado 8 de octubre la Reserva Federal recortó los tipos de interés medio punto, en una acción coordinada con los principales bancos centrales del mundo para tratar de contener la ralentización económica.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra