Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TUDELA

El incendio en una zapatería de Tudela impide dormir en sus casas a 20 familias

Los vecinos comprobaban ayer el estado de sus casas y uno de los dos edificios afectados seguía sin agua

Actualizada Jueves, 23 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • JESÚS MANRIQUE . TUDELA

El incendio que arrasó el martes la zapatería Hiper Calzapiel en pleno centro de Tudela, que provocó siete heridos leves, todavía colea para los vecinos de los dos edificios más cercanos. De hecho, ninguno de los 14 residentes en el número 43 de la avenida de Zaragoza, el más cercano a la tienda afectada, pudo dormir el martes por la noche en su casa. Además, ayer continuaban sin agua, ya que el fuego afectó a las conducciones.

Pero tampoco pernoctaron en su domicilio aproximadamente la mitad de los 14 vecinos del número 41, los que viven en los pisos más bajos.

El fuerte olor a humo y la recomendación de los bomberos de que durmieran en otro lugar para evitar intoxicaciones fueron las razones por las que prefirieron no pasar la noche en su casa.

Unos optaron por pernoctar en hoteles y otros en casa de familiares. La mayoría comprobaba ayer cómo habían quedado sus hogares, a la espera de que los seguros se hagan cargo de los daños.

Vecinos afectados

Uno de los más afectados fue Rufino Herce Herrero, que tiene una autoescuela y su domicilio justo encima de la zapatería. "Hemos tenido que dormir en casa de mi hija. Está todo negro, la ropa huele mucho a humo y los baños de la autoescuela dan pena", explicaba. Ayer pudo abrir su negocio, aunque el martes lo tuvo cerrado todo el día. "Salía humo por todas partes, y nos llevamos un buen susto", reconoció.

En la misma situación se encontraba Pilar Navarro Soria, que vive con sus padres en el tercer piso. Aparentemente, su casa no estaba afectada, excepto por el persistente olor a humo. Pero sólo hacía falta pasar un dedo por encima de cualquier lugar para que se cubriera de una capa negra. "Lo peor está en la parte trasera, que es por donde subían las llamas. Yo entré hacia las tres y media de la tarde y estaba todo lleno de humo. Ahora huele todo que mata", explicó. En su caso, durmió en un hotel.

Otros afectados viven en el número 41 de la avenida de Zaragoza, separado por un pasaje de la zapatería, aunque ayer al mediodía ya tenían agua. Florentino Fernández Botana vive en el segundo y el martes durmió en un hotel. "Estaba en la cama, me avisaron por el telefonillo y cuando bajamos estaba lleno de humo. Con las prisas dejamos una ventana abierta y nos entró por la parte de atrás. Ahora queda olor y suciedad. Hoy dormiré en casa", señaló.

Algo similar le ocurrió a Francisco Martínez González, que vive en el primero. Durmió en casa de su hija y la zona más afectada era la trasera de su casa. "El suelo del baño está negro y luego está cómo huele la ropa y todo lo demás. Pero esta noche dormiremos aquí", dijo.

Mientras, en la zapatería seguían las labores de desescombro. La plaza de su parte trasera y el pasaje comercial continuaban acordonados ante el riesgo de que se produzca algún desprendimiento.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra