Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los humoristas han sido los verdaderos vencedores de la campaña electoral en EEUU

El más beneficiado ha sido "Saturday Night Live", de la cadena NBC

Actualizada Martes, 21 de octubre de 2008 - 10:16 h.
  • AGENCIAS. Washington (EE UU)

Los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain siguen su lucha para ganar las elecciones del 4 de noviembre en EEUU, pero a falta de dos semanas ya está claro que los verdaderos triunfadores en estos comicios son los humoristas. En general, todos los programas satíricos han aumentado su audiencia en EEUU en esta campaña electoral extraordinaria tanto por su duración, de casi dos años, la condición histórica de sus candidatos y el dinero recaudado.

Pero algunos han deparado en algunas de las imágenes más memorables de esta campaña.

Nadie ha contribuido tanto a ello como el programa "Saturday Night Live", de la cadena NBC y que, como su nombre indica, se transmite los sábados por la noche en directo desde Nueva York.

Lorne Michaels, el director ejecutivo de este programa, un "histórico" de la televisión estadounidense, admite que "los dioses nos vinieron a ver" cuando McCain decidió designar a la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, como su compañera de equipo republicano.

Las imitaciones de Tina Fey, una de las actrices más populares de televisión en EEUU y de físico asombrosamente parecido a Palin, en "Saturday Night Live" han forjado una imagen de la hasta entonces desconocida gobernadora como una mujer simpática pero sin muchas luces.

En su primera imitación, dejó por los suelos las credenciales en política exterior de la gobernadora, de la que los responsables de la campaña republicana aseguraba que entendía lo que pasa en Rusia debido a la proximidad de Alaska a ese país, al declarar que "¡puedo ver Rusia desde mi ventana!"

La semana siguiente, se limitó a repetir, palabra por palabra, una entrevista que Palin había concedido a la periodista Katie Couric y en la que la candidata se había mostrado confusa, titubeante y pronunciado parrafadas sin sentido... pero con una gran sonrisa.

Más de cinco millones de personas han visto esas parodias en internet, y Saturday Night Live, o SNL, como se le conoce familiarmente en EEUU, ha visto multiplicar su audiencia.

El momento álgido llegó el sábado pasado, cuando el programa tuvo como invitada a la verdadera Palin y logró su mayor audiencia de los últimos catorce años, al superar los 17 millones de personas.

El "tirón" de SNL ya venía de antes, desde las primarias, cuando su sátira acerca del trato de la prensa al demócrata Barack Obama -emitió un sketch en el que los periodistas se afanaban en preguntarle si estaba cómodo o necesitaba otro cojín- contribuyó a restar un poco de aura al candidato.

Pero no es sólo SNL el que se ha beneficiado de la campaña electoral.

David Letterman, el veterano rey de los programas de humor nocturnos, registró la semana pasada su mayor audiencia en mucho tiempo, 6,5 millones de personas, gracias a la comparecencia de John McCain.

La entrevista traía cola. Inicialmente, estaba prevista para el 24 de septiembre, pero ese día McCain decidió cancelar su campaña y regresar de inmediato a Washington ante el grave cariz de la crisis financiera.

Pero, como descubrió Letterman, mientras imaginaba a McCain de camino al aeropuerto, el candidato concedía una entrevista en directo a Katie Couric... que trabaja para CBS, la misma cadena que Letterman.

"El camino por la Casa Blanca pasa por mí", ironizó entonces un molesto Letterman. "John, si tú no vienes a vernos es posible que nosotros no te veamos el día de la jura del cargo", añadió.

Desde entonces, el humorista no había dejado de lanzar invectivas contra el candidato presidencial, que finalmente reconoció la semana pasada en el programa que "metí la pata".

Otros programas satíricos, como el "Daily Show" de Jon Stewart, un programa que imita un telediario, o "The Colbert Report" -una parodia de los programas de comentario político de derechas-, se han beneficiado de las audiencias más altas de su historia -dos millones de personas de media en septiembre para espacios que sólo se emiten por cable- gracias a sus bromas sobre Obama y McCain ... y Palin.

Michaels atribuye el éxito de los programas de humor al intenso interés generado por estas elecciones, según él sólo comparable a las de 2000 entre Al Gore y George W. Bush.

Doug Herzog, presidente del canal que emite el "Daily Show" y "The Colbert Report", lo resume de manera aún más contundente: "para nosotros, es el equivalente a unas Olimpiadas". Olimpiadas de humor, naturalmente.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra