Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

Y a la 9ª jornada, descansó

El Idoya logró ahuyentar los fantasmas que le perseguían desde el principio de laLiga y el sábado sumó su primera victoria en Tercera tras casi dos meses de competición

Actualizada Martes, 21 de octubre de 2008 - 04:00 h.

UNO de los vestuarios de Lagunak estalló de alegría el pasado sábado. Y no era el del equipo de Barañáin. El Idoya, colista de Tercera con cero puntos, acababa de romper con la nefasta racha de 8 derrotas consecutivas al doblegar al Lagunak por 0-3. La goleada, además de como catarsis colectiva y limpieza mental, sirvió para que los de Oteiza estrenaran su casillero de puntos y vean su futuro en la competición con otros ojos. La alegría ha vuelto a Tierra Estella.

Pocas veces había celebrado un triunfo con tanta intensidad Rubén Martínez Landa. Después de siete años en el cargo, el presidente del Idoya estaba ansioso por quitar el rosco del casillero de su equipo y enderezar una temporada que se había puesto muy cuesta arriba. Así mismo lo reconocía él ayer: "Estamos muy contentos por la victoria. Ya era hora".

Pese a que ha tardado 7 semanas, 8 partidos y 810 minutos en llegar, el primer triunfo de los de Oteiza era algo que se veía venir en las últimas semanas: "Ya con el Chantrea, el Tudelano, o incluso el Aluvión habíamos hecho partidos muy buenos en los que se nos había escapado la victoria por poco. Lo que pasa es que, unas veces por las decisiones arbitrales, las lesiones o pequeños detalles, acabábamos perdiendo el partido".

De cualquier forma, Martínez Landa quiere ser positivo y encuentra las razones que explican el mal comienzo de temporada en los numerosos cambios introducidos en la plantilla esta campaña. "Hemos fichado doce jugadores nuevos y hacer bloque nos ha costado. Sabíamos que teníamos gente de calidad, pero era cuestión de tiempo arrancar. Y eso que esta victoria no hay que sacarla de contexto. Seguimos siendo un enfermo moribundo que sólo ha cogido un poco de aire", indica el presidente.

Pese a las ocho derrotas consecutivas, en el seno del club de Oteiza seguía reinando la tranquilidad y en ningún momento se cuestionó la labor del técnico, Álvaro Meoqui: "Estábamos muy tranquilos porque yo bajaba a los entrenamientos y les veía trabajar. Siempre vienen más de 20 jugadores y se ve una intensidad enorme. Además, los fichajes son gente contrastada de Tercera, pero no dábamos con la tecla. Bardají (que el sábado marcó dos goles), otros tres del Izarra, Koldo Leoz... son buenos mimbres y ahora hay otro aire".

Con la losa de la primera victoria ya quitada, el Idoya apuesta ahora por seguir trabajando e imitar los pasos del Lourdes en la pasada campaña, que también comenzó perdiendo los primeros siete partidos y luego remontó el vuelo. "Si ellos lo hicieron, nosotros también. Además, ahora nos viene mejor calendario: Mendi, Peña Azagresa, Ardoi.., gente de nuestra liga. Somos un equipo competitivo y aunque sabemos que nuestro sino es sufrir, daremos guerra", concluye.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra