Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MARILENA MUJER DE PETRE

"El poco dinero que tenemos es para los pañales "

Actualizada Domingo, 19 de octubre de 2008 - 03:59 h.
  • I.B.

Marilena viste con ropa deportiva y zapatillas. Lleva el pelo recogido en una cola de caballo que le deja la frente despejada. Es muy delgada. Los pómulos se le remarcan aún más, al ver a su hija Roberta corretear por el parque, y sonreír. Su marido la sigue por detrás para que no se aleje de la delimitación de caucho. "Roberta es muy tímida", asegura su madre. "Si no conoce a alguien, se lleva la mano derecha a la mejilla y la cierra, en señal de vergüenza". Roberta luce un pantalón rojo y una sudadera marrón. "La vestimos con la ropa que encontramos en los contenedores y la que nos regalan en las parroquias. Necesitamos un gorro para el invierno. El poco dinero que tenemos es para el alquiler y los pañales. Por ahora, Roberta toma el pecho, pero en cuanto tengamos que darle comida más sólida, no sé qué haremos. Tendremos que comprarla. Vivimos para ella". Marilena ha preparado para cenar sopa de sobre y guisantes. "Nunca he probado el sabor de una paella. Me encantaría. También me gustan los langostinos. Petre sabe dónde encontrarlos en la basura. Los trae de vez en cuando". Roberta y su padre se mantienen al margen de la conversación. "Muchas veces veo a Petre enfadado, desmoralizado. No logramos salir adelante. Vinimos a Pamplona en una furgoneta con gente que se dedicaba a la recogida de chatarra. Nuestro sueño es encontrar trabajo en España. Pero si tenemos que regresar a Rumania porque las cosas en España no mejoran lo haremos. De momento, no lo queremos plantear" .

Petre ha vivido en Valencia dos años, donde tuvo que dormir debajo de un puente, y en Santander, otros dos. "Aquí, le acogieron en un centro de religiosas. He ido a Caritas, a la Cruz Roja, a todos lo sitios", explica Marilena, con la mirada puesta en su hija. Hemos recibido ayudas puntuales: Caritas me ofreció un puesto de trabajo como interina y lo rechacé, con una niña de un año no se puede".

"Las páginas de este periódico son nuestra última oportunidad. Por favor", suplica Marilena, mientras apunta algo en un papel. "Este es el número de teléfono de Petre (622025656), si alguien nos puede dar trabajo, de lo que sea, por favor, que nos llamen. Somos personas normales que queremos vivir en familia", dice.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra