Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Bautista se impuso con claridad pero no evitó que el título fuera para Simoncelli

De inicio la carrera tuvo unos protagonistas bien distintos, pues el español Aleix Espargaró (Aprilia) salió como un tiró nada

Actualizada Domingo, 19 de octubre de 2008 - 08:19 h.
  • AGENCIAS. Sepang (Malasia)

El español Alvaro Bautista (Aprilia) se impuso con claridad en el Gran Premio de Malasia de los 250 c.c. que se disputó en Sepang pero no pudo evitar que su rival, el italiano Marco Simoncelli (Gilera), se adjudicase matemáticamente el título mundial de la cilindrada.

Bautista necesitaba ganar la carrera malaya para intentar evitar que su rival se proclamase campeón, pero además debía ver a éste fuera del podio, lo que no sucedió y le dio el título matemáticamente a un conservador Simoncelli que no arriesgó más de lo estrictamente necesario.

Pero de inicio la carrera tuvo unos protagonistas bien distintos, pues el español Aleix Espargaró (Aprilia) salió como un tiró nada más apagarse el semáforo desde la segunda línea de la formación de salida y en un bonito interior en la apurada de frenada de final de recta se coló al finlandés Mika Kallio (KTM).

Con Espargaró líder transcurrieron los dos primeros giros, en los que Kallio no aguantó demasiado ante la presión tanto de Simoncelli como de otro español, Julián Simón (KTM), quien estuvo muy agresivo y eficaz mientras su moto se lo permitió.

Tras dos primeras vueltas en las que Aleix Espargaró marcó el ritmo, por detrás de él se fueron colocando los aspirantes al podio y al campeonato, ya que Alvaro Bautista, que estaba en la primera línea con el segundo mejor tiempo no salió bien y tras concluir el primer giro era séptimo.

Desde esa posición comenzó a remontar, no sin ciertos problemas, hasta colocarse a rebufo de Simoncelli y el resto de integrantes del grupo de cabeza, que en el séptimo giro ya integraban sólo cuatro pilotos, el japonés Hiroshi Aoyama (KTM), autor del mejor tiempo de entrenamientos, Simoncelli, Bautista y Simón.

Por entonces, tanto el japonés Yuki Takahashi (Honda), que había ido delante, como Aleix Espargaró se quedaron descolgados, pero todavía iban a producirse una serie de acontecimientos que precipitarían el título del italiano.

No las tuvo todas consigo Simoncelli, pues en el undécimo giro un susto de su moto se lo hizo pasar muy mal, se repuso sin excesivos problemas y una vuelta después vio como la moto de Julián Simón, el único que le podía dejar fuera del podio y por tanto del título mundial, se iba camino de sus talleres con el motor de su KTM roto.

La carrera por el título estaba sentenciada y también el gran premio malayo, pues por entonces Alvaro Bautista ya tenía una ventaja importante sobre el segundo clasificado, Aoyama, y Simoncelli marchaba cómodo en una tercera plaza que le daba el título mundial de forma matemática.

Aún así, Alvaro Bautista quiso demostrar que él ha sido uno de los referentes a lo largo de la temporada y en el último giro se permitió la licencia de conseguir la vuelta rápida de carrera y un nuevo récord de la cilindrada, que hasta ahora era obra de otro español, Daniel Pedrosa (Honda), nada menos que desde 2004.

Con las posiciones de podio resueltas de antemano, la lucha se centró en las siguientes posiciones, pues por el cuarto lugar hubo idéntico número de pilotos luchando, pero a la postre fue el nipón Takahashi quien se hizo con ella, seguido por Aleix Espargaró, que frenó la ascensión de su compañero de equipo Alex Debón, y el italiano Roberto Locatelli (Gilera).

Más atrás, pero fuera de las posiciones con derecho a sumar puntos acabaron Manuel Hernández y Daniel Arcas, ambos sobre mecánicas italianas de Aprilia.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra