Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JUAN CARLOS PIKABEA PINTOR

"El mundo del arte es retorcido y hay mucho engaño"

Juan Carlos Pikabea Zubiri (Lesaka, 1964) defiende la pintura figurativa y expone este mes en el Planetario de Pamplona 35 óleos: en su mayoría, paisajes urbanos y exteriores de toda Navarra, además de escenas marinas

Actualizada Viernes, 17 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • MARCOS SÁNCHEZ . PAMPLONA

Juan Carlos Pikabea Zubiri ha pintado un cuadro con la pamplonesa Torre de San Cernin al que sólo le falta que se oigan las campanas. Tiene marinas de las costas vasca y francesa a las que sólo les resta oler a salitre. Y tiene paisajes de la zona norte navarra en los que únicamente se echa de menos que una hoja de árbol caiga y roce la cara de quien los observa. Todo lo demás está cubierto.

Sólo son tres ejemplos de la capacidad para atrapar al espectador que posee la pintura de este lesakarra, uno de los paisajistas navarros más consolidados, y las sensaciones que provoca con un reconocible estilo de trazo fugaz y uso del color (espectacular en el otoño que representa) y la luz. Juan Carlos Pikabea expone hasta el próximo día 31 en el Planetario de Pamplona. 35 óleos con paisajes urbanos y exteriores de casi todo el territorio foral , junto a escenas de mar e incluso de carnaval.

¿Qué concepción tiene de la pintura?

La pintura tiene que expresar para poder disfrutar de la belleza del paisaje. Me he mantenido fiel a ese planteamiento estético, pero siempre buscando nuevos retos.

¿Cuáles han sido sus influencias?

La pintura impresionista. Me cautivó desde el primer momento y he desarrollado esa línea. Hoy en día se habla mucho de que lo feo se está imponiendo a la belleza clásica. ¿Quién puede tener en su hogar como motivo de decoración algo que sea escatológico? El mundo del arte es retorcido y hay mucho engaño.

¿Todos los paisajes pueden ser bellos?

No. Por ejemplo, un paisaje urbano puede ser bello o puede ser feo. Ahí entra el buen gusto y la sensibilidad del pintor para captar la belleza. A pintar no se puede enseñar, sino que hay que aprender por uno mismo. Puedes aprender una técnica, pero es después cuando sale de dentro la personalidad del pintor, sus gustos, preferencias y sensibilidades, que se van forjando con los años y el trabajo. De todas formas, vivimos en un marco incomparable, Navarra, donde tienes muchas fuentes de alimentación.

¿Qué paisajes busca Pikabea?

Hay que ir siempre con los ojos bien abiertos. El pintor se hace con el tiempo y va exteriorizando lo que lleva dentro, pero también el dominio de la técnica le permite captar paisajes y marcarse nuevos retos. Hasta ahora siempre pintaba el entorno del Bidasoa y temas urbanos, pero ahora la Zona Media y la Ribera me atraen de igual manera. He pintado Montejurra y he visto que he conseguido algo especial con un paisaje de zona árida de la llanura de Navarra. El dominio de la técnica me permite ver nuevos temas y horizontes.

Su primera exposición fue en 1992, en la sala de Castillo de Maya. Actualmente, ¿en qué fase se encuentra?

Estoy pletórico. En el Planetario se puede ver el paisaje de Peralta al mismo nivel que el del Bidasoa. Hay mucha diversidad de temas y un equilibrio entre ellos.

¿Cuál es su proceso de creación?

Primero me tiene que llamar la atención el tema. Una vez que he obtenido el primer esbozo, hago un dibujo y una mancha. Es prioritario dejar secar bien la obra porque, al final, se trata de una yuxtaposición de colores que va configurando el perfil del cuadro hasta conseguir la sensación que quieres transmitir.

¿No tiene la impresión de que los premios más relevantes y las grandes citas artísticas de hoy no dejan un hueco al paisajismo?

De cara a las instituciones, los premios y los museos que se están abriendo, creo que hoy en día no se nos tiene mucho en cuenta. Siempre se premia lo moderno entre comillas, porque para cuando llegan aquí las modernidades igual ya son antiguas en otros sitios. La abstracción, lo conceptual, es más efímero, se refugia detrás de un discurso intelectual que a veces desprecia la pintura figurativa que permanece y no pasa de moda porque no está sujeta a tendencias de última hora.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra