Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Cerca del 30% de los niños menores de cinco años presenta problemas y alteraciones del sueño

El stress familiar, las dificultades escolares o la obesidad son las consecuencias de esta patología

Actualizada Viernes, 17 de octubre de 2008 - 12:06 h.
  • AGENCIAS. Madrid

El 30 por ciento de los niños que no alcanzan los cinco años tienen problemas a la hora de dormir. Las alteraciones del sueño son cada vez más frecuentes en los menores pudiendo desembocar en secuelas importantes como problemas aprendizaje o familiares.

Con el objetivo de dar a conocer las claves de esta patología como problema sanitario se celebra el taller "El sueño y sus trastornos. Un problema de salud pública" para fomentar la adopción de medidas educativas, preventivas y terapéuticas.

El doctor Gonzalo Pin Arboleda, director de la Unidad Valenciana del Sueño del Hospital Quirón de Valencia y miembro del grupo de trabajo de trastornos del sueño de la SEPEAP señala que se trata de "un problema de especial importancia al que no se ha tenido muy en cuenta en los programas de preparación de los profesionales de salud". "El estudio y mejora del diagnóstico y de los tratamientos supone una disminución de la frecuentación asistencial y el gasto sanitario", subrayó.

A su vez, el doctor Ramón Ugarte, miembro del grupo de trabajo de trastornos del sueño de la AEPap, añade que "la patología del sueño y sus trastornos se han convertido en un tema de gran interés para los pediatras, por un considerable aumento del número de consultas, junto al aumento de la inmigración que ha generado un incremento en las particularidades en los hábitos de sueño de los niños derivados de factores culturales y económicos".

Trastornos

El insomnio pediátrico puede ser definido como la dificultad para iniciar o mantener el sueño y que es vista como un problema por el niño o sus cuidadores. El significado de "problema del sueño" debe ser caracterizado por su severidad, cronicidad, frecuencia y asociado a las dificultades en la función diurna del niño o su familia.

El insomnio, es decir la dificultad para iniciar o mantener el sueño,no tiene una causa única en el caso de los niños, ya que habitualmente es multifactorial y depende del entorno, las reglas educativas, el contexto psicoafectivo, el comportamiento de los padres, los contrastes de horarios o las imposiciones sociales.

Las parasomnias, como el sonambulismo, la sonmiloquia, hablar durante el sueño o las pesadillas, son trastornos episódicos que perturban el sueño nocturno sin que sus mecanismos de control ni los de vigilia estén directamente implicados.

Otro de los trastornos frecuentes en los menores es el síndrome de piernas inquietas, que es la sensación de molestias en las piernas que impiden a los niños iniciar o mantener el sueño.

Por último, el problema más grave relacionado con el sueño se centra en las apneas, que ya afecta al 2-3 por ciento de los menores, y que consiste en la dificultad respiratoria que durante algunos segundos interrumpe la respiración. Estas apneas pueden degenerar en problemas de aprendizaje y síntomas de irritabilidad e hiperactividad.

Recomendaciones

Los pediatras aconsejan a los familiares las siestas como algo necesario para los niños, variables en número y duración según cada menor. Y sin tener que suprimirse por necesidades de guarderías o escuelas ni como medida para resolver problemas de sueño nocturno.

En los niños pequeños y escolares, se inician los trastornos respiratorios durante el sueño debido, en gran parte, a la influencia que ejerce la exposición a la televisión en los niños. De ahí, que la presencia de un aparato de televisión o los videojuegos en la habitación de los niños constituya un elemento muy negativo para la cantidad y calidad del sueño los menores.

La obesidad infantil asimismo, se ha convertido en un problema de magnitud mundial siendo numerosos los estudios que la relacionan con una disminución de las horas de sueño.

Es importante que el pediatra realice una buena historia clínica que no vaya solamente dirigida a los problemas estrictamente de sueño sino también a otros trastornos de salud, pues es frecuente que enfermedades o trastornos agudos o crónicos, algunos de ellos altamente prevalentes, limiten de manera importante el sueño de los niños, especialmente el asma, la rinitis y la dermatitis atópica.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra