Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Madonna y la laberíntica crónica de un divorcio anunciado

Los rumores comenzaron cuando Ritchie no asistió a la ceremonia de coronación de su mujer en el Rock and Roll Hall of Fame

Actualizada Jueves, 16 de octubre de 2008 - 08:08 h.
  • AGENCIAS. Los Ángeles (EE UU)

Dicen que cuando el río suena, agua lleva. En el caso de Madonna, el culebrón de siete meses sobre el fin de su matrimonio con el director Guy Ritchie, supuestas infidelidades incluidas, tocó este miércoles a su fin con un comunicado publicado por sus representantes.

"Madonna y Guy Ritchie han acordado divorciarse tras siete años y medio de matrimonio", afirma la nota, firmada por la portavoz de la cantante, Liz Rosenberg, y un representante del realizador británico.

Madonna, de 50 años, y Richie, de 40, se conocieron en 1998 en una fiesta organizada por el cantante británico Sting y se casaron en diciembre de 2000 en el castillo de Skibo (Escocia). De la relación nació su hijo Rocco, de 8 años.

"Ambos piden a los medios de comunicación que mantengan el respeto por su familia en estos momentos difíciles", añade el comunicado.

Esas palabras pusieron punto y final a las incesantes especulaciones que se han vertido sobre la pareja desde marzo de este año, momento en el que Rosenberg acudió a los medios por primera vez para negar desavenencias en el matrimonio.

"Estoy encantada de poder confirmar que siguen felizmente casados", dijo entonces la portavoz de Madonna.

Los rumores comenzaron cuando Ritchie no asistió a la ceremonia de coronación de su mujer en el Rock and Roll Hall of Fame ni al acto de recaudación de fondos en favor de Unicef y Malawi, organizado en febrero por la artista en el edificio de Naciones Unidas.

Pero la excusa empleada es que la pareja, por motivos profesionales, había estado viviendo en países distintos.

En junio, el tabloide británico "Daily Mirror" aseguraba que el matrimonio estaba en crisis y que la pareja ya sopesaba la separación.

Desde entonces ya se hablaba de un anuncio formal sobre la ruptura para finales de noviembre, una vez que concluyera el "Sticky and Sweet Tour", la gira mundial de la cantante a raíz de la publicación de su disco "Hard Candy", el undécimo álbum de estudio en su carrera.

Semanas después irrumpió un tercer vértice en el triángulo amoroso: la estrella dominicana de los Yankees de béisbol, Alex Rodríguez, quien según la revista US Weekly visitaba por las noches a la artista en su apartamento de Nueva York.

Días después llegó la noticia de la separación de Rodríguez y su esposa, Cynthia, de quien se dijo que podría tener un romance con el músico Lenny Kravitz.

Madonna volvía a hacerse la sueca. "Mi esposo y yo no planeamos divorciarnos", dijo en un comunicado. "No tengo ningún tipo de relación romántica con Álex Rodríguez. No tengo nada que ver con la situación de su matrimonio", agregó.

Rosenberg dio algún detalle más: "Ambos tienen el mismo manager, Guy Oseary. Se han visto. Se conocen y Madonna llevó a sus hijos a un partido de los Yankees. No hay más que comentar más allá de eso".

Todo parecía ir sobre ruedas durante la fiesta del 50 cumpleaños de la artista, organizada en agosto por Ritchie en Londres. "El deseo de mi mujer por ser creativa parece no tener fin; lo encuentro tonificante e interesante", dijo el director.

Sin embargo, para entonces los tabloides británicos ya se habían hecho eco del rumor por el que Madonna habría contactado con la abogada especializada en divorcios más temida del país, Fiona Shackleton, conocida como "la magnolia de hierro", quien representó al príncipe Carlos de Inglaterra frente a Diana de Gales.

Meses después, parece que los desacuerdos entre la pareja han resultado insalvables. Los medios apuntan a las diferencias sobre el tiempo que Madonna y Ritchie dedican a sus respectivas carreras y, también, al deseo de la cantante de adoptar otro niño (la pareja tiene un hijo adoptado, David Banda, de 3 años, nacido en Malawi).

Madonna empieza una nueva vida, tanto en lo personal como en lo profesional, ya que después de que acabe su actual gira, abandonará la discográfica Warner Music por la promotora Live Nation Inc, cuyo contrato le asegura unos 120 millones de dólares por diez años.

El juego del ratón y el gato que han mantenido la artista y su entorno con los medios, por el momento, ha terminado.

Ya nos lo avisó una inocente Madonna en 1992, durante una surrealista entrevista con el dúo cómico español Martes y Trece, que le preguntaron: "¿Prometes decir siempre la verdad?". A lo que contestó: "No".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra