Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

El silencioso adiós de Goiko

Jon Andoni Goikoetxea ha trabajado intensamente junto a Ziganda en los últimos años y ahora, siguiendo los pasos del Cuco, se retira de la escena con la misma discreción con la que entró.

Actualizada Miércoles, 15 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • SANTIAGO ZUZA . PAMPLONA

NO es un hombre de muchas palabras. Jon Andoni Goikoetxea Lasa (Pamplona, 21 de octubre de 1965) ha permanecido a la sombre del Cuco como segundo entrenador del equipo desde que ambos tomaron las riendas del equipo juvenil hace más de cinco años. Sin hacer ruido, Goiko ha sido la mano derecha de Ziganda, con quien se ha entendido siempre a la perfección. "Congeniamos totalmente. Entrenamos juntos al equipo y es un gran amigo. De momento estoy aquí.

No tengo prisa por ser primer entrenador. Yo prácticamente no he entrenado mucho. Sólo en categorías inferiores. Por eso, tengo que ganar experiencia. ¿Si me veo siempre como segundo? Eso nunca se sabe. Yo estoy muy contento con Cuco", declaraba el propio Goiko en una entrevista a El Correo concedida en enero de este año, cuando las cosas empezaban a ponerse complicadas.

"A veces, cuando las cosas van mal, se sufre no sólo por uno mismo. Uno le da vueltas a todo. Piensas hasta en la ciudad. Le buscas una explicación a la situación y estás jodido. Jodido porque el equipo se va para abajo y se mete en puestos de descenso. Pienso en muchas cosas, en mi situación y en la de Cuco. Y me digo: "Joder, con lo bien que trabaja (Ziganda) y la ilusión que le pone"", comentaba Goiko en esa misma entrevista. "Los resultados al final van a marcar nuestro futuro. Lo que sí que tiene este club es confianza en el cuerpo técnico. La directiva se porta de maravilla", decía entonces Goiko. Probablemente, ahora no piense lo mismo.

En segundo plano

Sin embargo, Goiko no ha querido estos días salir en los medios de comunicación. Ayer mismo, a una llamada de este periódico, prefirió no hacer declaraciones. Ha dejado elegantemente que sea Ziganda quien dé las explicaciones pertinentes y se ha retirado casi de puntillas, sin molestar a nadie.

Sólo se le pudo ver el pasado lunes por las instalaciones de Tajonar despidiéndose de la plantilla y de los empleados del club. A distinta hora que el Cuco, que salió asediado por cámaras y fotógrafos, Goiko enfiló el camino del parking y dijo adiós.

Casado y padre de dos hijos, Goiko ha sido el principal apoyo que ha tenido Ziganda en los malos momentos. Juntos han intentado enderezar el rumbo de una nave que no terminaba de despegar, y juntos se marchan.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • buen futbolista... mal entrenador = Ziganda. Las cosas ahora funcionaran mejorRealidad
  • Que triste es esto, echar a los de casa con fichas minimas dedicación total honestidad a raudales, para fichar a gente de fuera por vete a saber cuanto dinero, yo sinceramente merecemos bajar a segunda por como se trata aqui a la gente de casa bien entrenadores como futbolistas, IZCO VETE YA ME SIENTO ESTAFADOCanterano
  • TU SÍ QUE VALES, EL MEJOR FUTBOLISTA NAVARRO. SUERTE LARRAGA
  • GOIKO eres un fenómeno.AGUR
  • Ánimo Andoni, suerte ona bikoterekin.Errotxapea

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra