.

.
.



El "comando Vizcaya" tenía entre sus objetivos atentar contra el senador popular Ramón Rabanera

- Los terroristas pretendían secuestrar y matar al concejal socialista, Benjamín Atutxa, emulando el caso de Miguel Ángel Blanco

- El auto de Garzón revela que el comando previsto llevar a cabo diferentes atentados en agosto por toda la costa andaluza

AGENCIAS. Madrid Domingo, 27 de julio de 2008 - 14:21 h.

El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, hizo público hoy el auto que revela la estructura organizativa del desarticulado 'Comando Vizcaya' y detalla los objetivos de este grupo para los próximos meses, así como los integrantes del mismo y su historial delictivo. Arkaitz Goikoetxea lideraba la formación terrorista y había planeado junto a sus colaboradores atentar contra el senador por Álava del PP y anterior Diputado General de Álava, Ramón Rabanera; secuestrar y matar a Benjamín Atutxa, concejal socialista de Eibar; atentar contra el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska; así como llevar a cabo diferentes atentados en agosto por toda la costa andaluza. Además, Arkaitz había ordenado que se estudiaran las posibles infraestructuras en Portugal con el objetivo de establecer allí "una base permanente de actuación".

El auto dictado por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, sobre el desarticulado 'comando Vizcaya', revela que el entramado de esta organización pretendía atentar contra el senador por Álava del PP y anterior Diputado General de Álava, Ramón Rabanera y tres sedes de la formación socialista en el País Vasco. Además, el líder del comando, Arkaitz Goikoetxea, ordenó a Íñigo Gutiérrez, uno de sus colaboradores, que estudiara información sobre varias empresas vinculadas al Tren de Alta Velocidad (TAV), el cuartel de la Guardia Civil de Burgos y el Museo Militar de esta ciudad.

Aitor Cotano, también miembro del grupo, recabó datos sobre las Casas del Pueblo del PSE-EE en las localidades vizcaínas de Sopelana y Leioa; de la sede del PP en Getxo; de las comisarías de la Ertzaintza en Bermeo, Plencia y Santurce y de los Juzgados de Balmaseda, en Vizcaya. El grupo, aunque liderado por Arkaitz, se encontraba a las órdenes del supuesto jefe de los comandos militares de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, conocido como 'Txeroki'.

Además, según el auto dictado por Baltasar Garzón, el grupo pretendía atentar contra el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, en su residencia veraniega en Ercaray (La Rioja). Goikoetxea y Marutegui, colaborador del comando, recibieron el encargo personalmente de 'Txeroki' y pretendían colocar un artefacto que iba a ser activado mediante un cable para evitar los inhibidores de frecuencia. No obstante, el proyecto se frustró, puesto que los terroristas no vieron a Marlaska en esta localidad.

Por otro lado, pretendían secuestrar y luego matar al concejal socialista de Eibar, Benjamín Atutxa. Goikoetxea y Martitegui lo vigilaron entre octubre de 2007 y abril de 2008 para proceder a su secuestro; para lo que contaban con jeringuillas y tranquilizantes en el zulo hallado en Pazuengos (La Rioja) con el objetivo de "neutralizar a la víctima". Posteriormente, lo mantendrían "sedado un par de días" para "acabar con su vida", emulando el procedimiento seguido con el secuestro y asesinato del concejal del Partido Popular de Ermua, Miguel Ángel Blanco, en 1997.

El 'comando Vizcaya' también tenía la misión de realizar un estudio sobre posibles infraestructuras en Portugal, por orden de 'Txeroki'. Su objetivo era establecer allí "una base permanente de actuación". Goikoetxea y Martitegui se desplazaron a Lisboa, donde alquilaron viviendas y sustrajeron documentación y vehículos, entre los que se encontraba el Seat Ibiza que utilizaron para huir del atentado contra la Casa Cuartel de Durango (Vizcaya).

Para continuar con su 'campaña de verano', los terroristas tenían pensado desarrollarla en Andalucía, a donde Goikoetxea y Borrero, otro de los colaboradores, tenían previsto desplazarse. Su primera parada sería Granada, donde iban a reunirse el 15 de agosto para mantener una cita donde iban a recibir instrucciones de la banda para a cometer atentados en "lugares de ocio tales como centros comerciales y hoteles", según desvela el auto del juez Garzón.

Historial negro

El 'comando Vizcaya' se formó en febrero de 2007 y estaba integrado por Arkaitz Goikoetxea, Olga Comes, Arambillet, 'Txikitxe', detenida en Francia el pasado viernes; y Jurdam Martitegui Lizaso, que se encuentra en paradero desconocido y varios colaboradores: Aitzol Iriondo, considerado el lugarteniente de 'Txeroki'; Aitor Arteche Rodríguez y Asier Borrero Toribio. El grupo había adoptado el nombre de 'Askatasun Haizea' y se encontraba a las órdenes del supuesto jefe de los comandos militares de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki'.

Baltasar Garzón atribuye a los miembros del comando una decena de atentados cometidos desde agosto de 2007, entre ellos el que costó la vida al guardia civil José Manuel Piñuel el pasado 14 de mayo cuando se encontraba de guardia en la Casa Cuartel de Legutiano (Álava). También se les considera presuntos autores de los atentados contra las Casas Cuartel de la localidad vizcaína de Durango (el 27 de agosto de 2007) y el municipio riojano de Calahorra (21 de marzo de 2008) y contra el Real Club Marítimo de 'El Abra' de Getxo, el 19 de mayo de 2008.

En total se le imputan al 'comando Vizcaya' hasta 13 delitos. Entre ellos: asesinato terrorista, conspiración para el asesinato terrorista, depósito y tenencia ilícita de armas, falsedad documental y robo de vehículos a motor. Siete de los miembros del complejo terrorista fueron imputados por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en el auto dictado hoy.

Noticias más leídas

Valid XHTML 1.0 Transitional Validador CSS del W3C

© Diario de Navarra