Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PERIDIS HUMORISTA GRÁFICO Y PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN SANTA MARÍA LA REAL

"El estilo románico se parece a la caricatura"

El dibujante es el creador y presidente de la fundación que edita la Enciclopedia del Románico. Peridis lo define como un estilo burlón, el primero que mezclaba lo sagrado y lo profano, la ironía y la sátira con la información

Actualizada Jueves, 29 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • JESÚS RUBIO . PAMPLONA

Es conocido sobre todo por sus viñetas, a medias entre el humor y el análisis político, que publica sobre todo en El País. Pero José María Pérez González, Peridis (Cabezón de Liébana, 1941) tiene otra pasión: el Románico. Arquitecto de formación, preside la Fundación Santa María la Real, una institución consagrada a ese estilo artístico. Su actividad, que ahora abarca casi toda España, comenzó en Aguilar de Campoo, la localidad palentina donde creció Peridis.

¿Cómo llega un humorista gráfico a fundar y presidir una fundación sobre el Románico?

Comienza sacando carretillas de escombros del monasterio de tu pueblo. En Aguilar de Campoo había un monasterio que se llamaba Santa María la Real. Yo jugué allí de niño. Cuando me hice mayor y arquitecto, el monasterio estaba arruinado, y montamos una asociación de amigos. Desescombramos, iniciamos la restauración, creamos un centro de estudios y empezamos la enciclopedia.

¿Por qué el Románico?

Ese monasterio era en parte románico, pero en los alrededores había 60 ó 70 iglesias románicas. La asociación de amigos se convirtió en centro de estudios y en fundación. Pensábamos abarcar el Románico en Palencia, pero Caja Duero nos animó a ampliar a Castilla y León y luego a la Península.

¿No es el Románico muy serio?

Al contrario, es un estilo burlón. Es el primero que mezcla lo profano y lo sagrado. Uno se puede encontrar un capitel de la huida a Egipto y en frente otro de vendimiadores. Guarda un cierto parecido con la caricatura. La caricatura es el parecido en la deformación, y en los capiteles románicos hay sátira, ironía, humor e información, toda la necesaria, porque tenía que contar muchas cosas. Es una narrativa similar al cómic. Claro que es un cómic que ha durado mil años.

¿Necesita especial protección, por su antigüedad y por estar en pueblos pequeños?

Efectivamente. La primera protección es conocerlo. Por eso la necesidad de la divulgación.

¿Requiere más implicación de los poderes públicos?

Es transversal: los poderes públicos, la iglesia, que es la propietaria, la sociedad llenando esos sitios de contenido, visitándolos. El Románico fue el arte de la repoblación y ahora es el arte de la despoblación. Se ha conservado en pueblecitos que no tenían dinero para tirar la iglesia románica y hacer una gótica.

¿Por qué ejerce esa fascinación?

Tiene el encanto de cuando éramos niños. La sociedad fue niña en esa época, estaba en los albores de la civilización europea. Y los monasterios y la catedrales fueron centros de desarrollo tecnológico y acumulación de saberes.

¿En qué posición está Navarra en el Románico?

En cabeza. Tiene grandes monasterios, Estella, Puente la Reina, Sangüesa, Tudela, Leyre, la catedral de Pamplona, iglesias como Eunate, Torres del Río... Además todo está bastante bien conservado. Muy pocos monumentos están en ruina. Hay una gran labor de restauración y mantenimiento.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra